Descarrilamiento en Lac-Megántic

Una demanda colectiva fue presentada esta semana en Canadá respecto del descarrilamiento y explosión de un tren en julio del año pasado en Lac-Mégantic en Quebec que llevó a la muerte a 47 personas y ocasionó graves daños materiales a edificios, comercios y casas en la zona del accidente.

En esta demanda se menciona como responsables no sólo a la empresa del ferrocarril accidentado, Montreal, Maine & Atlantic Railway, MM&A, sino también al gobierno federal de Canadá a través del organismo Transport Canada al que señalan de haber actuado de forma negligente por conocer de los problemas de seguridad de la empresa y no haber actuado al respecto.

Pese a que las investigaciones de la policía y del organismo de seguridad del transporte aún continúan, en la demanda se expone que la empresa MM&A tiene un historial de fallas de violaciones a las normas de seguridad como no accionar los frenos en los trenes y vehículos que están estacionados.

Si bien no hay nada concluyente sobre el descarrilamiento se piensa que fue ocasionado porque no se pusieron los frenos a los vagones que se dejaron desatendidos en la vía principal, cargados de petróleo, por lo que los trenes se deslizaron por una pendiente llevando a su descarrilamiento y posterior explosión.

En la demanda se expone que de acuerdo con información de Transport Canada, MM&A ha sufrido 129 accidentes desde 2003, haciendo de esta empresa la peor de Norteamérica en materia de seguridad, aseveración que ha sido vehementemente rechazada por el director ejecutivo de la misma, Ed Burkhardt, quien señala que son “invenciones de la imaginación de algunos abogados” y que sólo se ha tratado de algunos descarrilamientos menores.

Los demandantes, que piden compensación económica por parte de la empresa y del gobierno, exponen que Transport Canada, conociendo estos hechos, actuó con negligencia respecto de la empresa sin vigilar su funcionamiento debidamente y aseguran que no debieron haber autorizado el transporte del material altamente inflamable por esa vía que está dañada y que es más peligrosa razón por la cual se han impuesto normas de baja velocidad.

Este accidente ocurrió el 6 de julio de 2013 cuando el tren que transportaba 72 vagones cisterna de crudo se descarriló y se estrelló en el centro de Lac-Megántic en Quebec.

Más información The Washington Post

miabogadoenlinea.net

Imagen de tvazteca.com