Thomas Bordage, un empleado de Apple en la sucursal de la Opera de París, Francia, fue reprendido por sus superiores por haber trabajado 20 minutos extra del turno que le corresponde.

 

De acuerdo con este trabajador, fue amenazado incluso con el despido por lo que la empresa consideró una grave falta, aunque señala que los 20 minutos extra han sido solo una excusa.

 

Bordage es miembro de una asociación de sindicatos franceses, Solidaires Unitaires Democratiques, SUD, y quien en septiembre del año pasado, previo al lanzamiento del iPhone 5, lideró una huelga de los empleados de Apple en la tienda insignia de la Opera en París, actividad por la que supone que pretende ser despedido eventualmente.

 

La huelga apoyó la demanda laboral que el SUD y otros sindicatos ganaron en marzo pasado para evitar que los empleados trabajaran en horarios nocturnos, entre las 9 de la noche y las 6 de la mañana del día siguiente, respetando así la ley laboral francesa que prohíbe estos horarios salvo que sea necesario para asegurar la continuidad de la actividad económica o de servicios públicos.

 

Ganada la demanda, Apple fue sentenciado a pagar una multa de 50,000 euros por cada reporte de trabajo nocturno en la tienda, además del pago de 10,000 euros a seis empleados como compensación por el tiempo extra.

 

Apple ha tenido que ajustarse a las leyes y costumbres francesas y establecer un horario de lunes a miércoles de 9 de la mañana a 8 de la noche y de jueves a sábado de 9 de la mañana a 9 de la noche, cerrando todo el día domingo, en comparación con su sucursal de Manhattan, Nueva York, que está abierta las 24 horas del día todos los días del año.

 

 

Más información The Local

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Pin It