La Corte Final de Apelaciones de Hong Kong negó el pasado viernes a un capitán de barco revertir su sentencia de 18 meses de prisión por el accidente marítimo de 2008 en la Isla Lantau, la más grande de Hong Kong.

 

Se considera que el accidente en que este capitán de nacionalidad ucraniana estuvo involucrado ha sido el desastre marino más grande de la historia de Hong Kong.

 

Con la decisión se confirma la sentencia que la Corte de Apelaciones emitió el año pasado condenando a 18 meses de prisión a Yuriy Kulemesin quien era capitán de la embarcación de suministro de aceite Neftegaz-67 que colisionó contra el Yao Hai, un carguero de granos, accidente que terminó con la vida de 18 personas.

 

La defensa del capitán Kulemesin argumentó que el accidente ocurrió en mar abierto y que su cliente navegó conforme a las reglas de navegación de mar abierto. Sin embargo los jueces determinaron que el accidente ocurrió en un estrecho canal por lo que quien seguía las reglas de navegación adecuadas era el capitán del Yao Hai siendo el ucraniano el responsable del accidente.

 

A Tang Dock-wah, capitán del Yao Hai se le concedió permiso de apelar su sentencia de prisión, pero tras la rendición del veredicto de la Corte Final de Apelaciones Yuriy Kulemesin fue aprehendido y llevado a prisión para iniciar inmediatamente el cumplimiento de su sentencia.

 

 

Más información South China Morning Post

 

www.miabogadoenlinea.net