Es posible que casi todos los usuarios de Kindle estén concientes de que no son dueños de sus eBooks, pero la noruega Linn Jordet Nygaard lo entendió de mala manera. Un buen día, sin aviso de por medio, se percató que Amazon había cancelado su cuenta de Kindle y con ella se habían ido todos los eBooks que había comprado.

Al momento de pedir explicaciones a Amazon, la empresa se limitó a decir que su cuenta estaba relacionada con otra que había violado sus políticas, por lo que tenía que ser cerrada también y no se le abriría una nueva cuenta. A pesar de que Linn pidió más explicaciones la empresa se concretó a señalar que esas eran sus políticas y que esperaban que pudiese contratar el servicio con otro proveedor.

Así, Linn perdió todos los eBook de la cuenta que tenía en Kindle, porque en realidad Linn nunca compro esos libros y lo que adquirió fue una licencia de uso, así lo establece Contrato de licencia y Condiciones de uso de Kindle.

Ese documento establece que “el Proveedor de contenido (Amazon o las editoriales) le otorga un derecho no exclusivo a ver, usar y a mostrar (el) Contenido Digital (el eBook) un número ilimitado de veces, única y exclusivamente en el Kindle o en una Aplicación de Lectura… Salvo indicación en contrario, el Contenido Digital será utilizado a través de una licencia otorgada por el proveedor de contenido sin que se produzca la venta de dicho contenido”.

Amazon también establece que no se podrá vender, alquilar, distribuir, emitir, otorgar sublicencias, ni de algún otro modo, asignar ningún derecho sobre el Contenido Digital o parte del mismo a terceros. Además, ese Contenido Digital es almacenado en una nube que opera Amazon, en donde los eBooks “están a tu disposición”.

Pero si Amazon por alguna razón considera que has violado sus políticas, cancelará tu cuenta y todos los eBooks que hayas adquirido de Amazon desaparecerán de tu equipo Kindle y de la nube.

Esto por supuesto no pasa cuando compras un libro que si se convierte en tu propiedad.  La restricción que normalmente incluyen los libros es que no puedes reproducirlo de ninguna manera su contenido, aunque últimamente algunas editoriales han llegado al extremo de prohibir que vendas, dones, rentes o circules de cualquier otra forma un libro sin autorización del editor.

Pero salvo los casos en que se incluye esa excepción tu puedes hacer con el libro lo que quieras , pero los eBooks no son de tu propiedad, al menos en el caso de Kindle que expresamente establece que no adquieres la propiedad de ese archivo digital sino que adquieres una licencia de uso.

Por eso prefiero la lectura en papel, sean libros, revistas o comics.

Más información en Techdirt

www.miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net