En el Congreso de los Estados Unidos está circulando una nueva iniciativa llamada Intellectual Property Attaché Act (IPPA) que retoma algunas propuestas de SOPA.

 

Esta iniciativa pretende aumentar las facultades de los “agregados de propiedad intelectual” para reducir las infracciones a la propiedad intelectual en el mercado de Estados Unidos y globalmente.

 

Los agregados de propiedad intelectual son funcionarios que impulsan en otros países el adoptar leyes que protejan a los titulares de derechos de autor y ayuden a las autoridades locales a cumplir con las leyes de propiedad intelectual. Por cierto, estos funcionarios han tenido buenos resultados dado las leyes que se han venido aprobando en países como Francia, España, Reino Unido o Colombia.

 

La iniciativa propone que los agregados pasen de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos al Departamento de Comercio y crea el cargo de Secretario Adjunto de Comercio para la Propiedad Intelectual.

 

Aunque esta iniciativa no retoma la persecución a los usuarios en la red, sí constituye un riesgo según los expertos porque implica que en otros países se impulsen leyes que regulen los derechos de autor en Internet conforme al modelo que propone Estados Unidos, que coincide con los intereses de la industria del entretenimiento, sin necesidad de celebrar tratados como ACTA.

 

Como la iniciativa fue negociada en secreto e inclusive se impulsaba su aprobación inmediata, ha ido perdiendo apoyo de los legisladores que inicialmente la habían respaldado, pero todavía existe la posibilidad de que sea presentada a consideración del pleno.

 

 

Con información de Digitaltrends y Techdirt

 

www.miabogadoenlinea.net