El ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Koichiro Gemba, declaró que pedirán al Departamento de Estado de los Estados Unidos aclaraciones sobre una supuesta declaración de la secretaria de estado, Hillary Clinton, realizada en Corea sobre las “mujeres de consuelo”.

El término “mujeres de consuelo” hace referencia a las mujeres japonesas y coreanas que durante la Segunda Guerra Mundial fueron forzadas a dar servicios sexuales a militares japoneses.

De acuerdo con un diario coreano, cuando durante un discurso en Seúl un oficial del departamento de estado hizo mención de las “mujeres de consuelo”, Hillary Clinton lo corrigió señalando que el término “esclavas sexuales” era más conveniente.

Al gobierno japonés, para quien el tema es vergonzoso, la aclaración no le pareció conveniente porque durante años cientos de miles de mujeres asiáticas, entre quienes se cuentan japoneses y coreanas, han estado demandando de Japón una disculpa y una compensación por haberlas forzado  a tener relaciones sexuales con los militares.

El gobierno de Japón se ha negado a la compensación señalando que, en el caso de Corea, la compensación ya fue realizada conforme a los tratados firmados entre ambas naciones.

Muchos japoneses coinciden en que el término de “mujeres de consuelo” no solo es inadecuado sino incluso peyorativo y que “esclavas sexuales” es el término apropiado para la aberración cometida durante la guerra por el ejército japonés.

Más información Japantoday.com

www.miabogadoenlinea.net

Pin It