Los terribles incendios que están azotando al estado de Victoria en Australia, podrían no ser del todo fortuitos, según han declarado las autoridades.

 

Aparentemente los graves incendios que se han registrado en la zona no se deben exclusivamente a causas naturales debido a las altas temperaturas, sino que hay indicios sobre la premeditación en los mismos. Por ello el primer Ministro de Australia ha declarado que las más de 170 muertes podrían tratarse de un homicidio en masa.

 

Hay zonas de los incendios que han sido acordonadas y que serán investigadas como escenas del crimen, porque los testigos relatan que se trataba de paredes de fuego que avanzaban hacia los pobladores, como si hubiesen sido creadas ex profeso.

 

Ya hay un detenido en relación con los hechos y se piensa que hay más pirómanos involucrados en el avivamiento de algunos incendios que habían sido controlados.

 

De ser ciertas estas suposiciones, y de encontrarse culpables, éstos serán sometidos a un proceso muy escrupuloso que pasará de ser juzgado como un homicidio simple, a lo que se ha dado por llamar homicidio en masa, con mayores agravantes.

 

Fuente BBC Mundo
www.miabogadoenlinea.net