En la audiencia que se verificó este miércoles, el ex presidente de Liberia, Charles Taylor, hizo uso de la palabra y pese a haber sido encontrado culpable de los delitos que se le imputaban, se declaró inocente de los cargos.

 

En su declaración dijo que el dinero había jugado un papel “corruptor, influyente, significativo y dominante” en su juicio pues dijo que los testigos habían sido pagados y hasta amenazados por la fiscalía para rendir sus testimonios.

 

En esta audiencia, en donde se da la oportunidad a las partes a solicitar la pena que consideren adecuada a fin de que el tribunal lo tome en consideración, Charles Taylor aprovechó para preguntar si el ex presidente George Bush de los Estados Unidos, quien aceptó haber ordenado que se cometieran actos de tortura contra detenidos por terrorismo, estaba por encima de la ley al no haber sido juzgado por esos crímenes en ese tribunal internacional.

 

En su declaración dijo que está en contra de cualquier atrocidad que se cometa en el mundo y manifestó su profundo sentir con las víctimas de Sierra Leona, pero analistas señalan que no manifestó remordimiento ni se disculpó por su participación en los hechos.

 

Aprovechó la oportunidad que tuvo para declarar, para felicitar a la juez Julia Sebutinde, que siendo de Uganda es la primera mujer africana en alcanzar la posición de juez en la Corte Internacional de Justicia.

 

La fiscalía solicitó una pena de prisión de 80 años de prisión, pero la defensa consideró que se trata de una pena excesiva considerando que Charles Taylor tiene 64 años de edad. Se espera que el tribunal dicte la sentencia el próximo 30 de mayo.

 

Charles Taylor fue acusado de haber ayudado en la comisión de delitos como asesinato, tortura, esclavitud sexual y terrorismo en el conflicto armado en Sierra Leona, en donde también participaron niños soldados, mientras fue presidente de Liberia.

 

Su juicio duró cinco años y se efectuó ante el Tribunal Especial para Sierra Leona que se estableció en La Haya, Países Bajos, y su sentencia será purgada en una prisión de la Gran Bretaña.

 

 

Más información BBC

 

www.miabogadoenlinea.net