El Tribunal Especial para Sierra Leona encontró hoy, después de cinco años de juicio, por unanimidad de votos, culpable a Charles Taylor, ex presidente de Liberia, de los once cargos que se le imputaban.

 

Taylor está acusado de haber cometido 11 delitos como asesinato, tortura, esclavitud sexual y terrorismo en el conflicto armado en Sierra Leona en donde participaron niños soldados a quienes se les ofrecían diferentes drogas que los hacían más violentos y así cumplieran las órdenes de mutilar, violar y matar.

 

El juicio a Charles Taylor inició en Sierra Leona cuando la Corte Internacional decidió establecer un tribunal especial para juzgar los hechos de este país africano. Sin embargo se decidió mover el tribunal hacia La Haya por temor de que la presencia de Taylor en Sierra Leona pudiera desencadenar conflictos sociales.

 

Entre los testigos de la fiscalía, rindieron declaraciones la actriz Mia Farrow y la modelo Naomi Campbell sobre el regalo que Taylor, siendo presidente de Liberia, hizo a la modelo durante una visita de ambos en Sudáfrica y que consistió en diamantes sin cortar, que la modelo describió como "piedras sucias".

 

El veredicto del juicio contra Charles Taylor se esperaba a mediados del año pasado, sin embargo éste se retrasó y es por eso que hasta ahora se entrega.

 

Charles Taylor cumplirá su sentencia en la Gran Bretaña, probabalmente en una prisión de máxima seguridad. Lo anterior porque si bien Holanda accedió a que el juicio se celebrara en La Haya, lo hizo bajo la condición de que de encontrarse culpable el reo, purgara su sentencia en otro país. Para demostrar su compromiso con la justicia internacional, el gobierno británico ofreció que se cumpliera la sentencia en su territorio, para lo cual el Parlamento aprobó en el 2007 una ley sobre justicia internacional en Sierra Leona.

 

Charles Taylor no es el único en su familia encontrado culpable de haber cometido delitos contra la humanidad. Su hijo, Charles McArthur Emmanuel, de nacionalidad estadounidense y conocido como Charles “Chuckie” Taylor Jr., fue juzgado en 2008 en los Estados Unidos por actos de tortura y atrocidades cometidas en Liberia y fue el primer juicio que se realizó en ese país bajo los lineamientos emitidos en 1994 que permite a los tribunales de Estados Unidos conocer de delitos contra la humanidad cometidos en otro territorio.

 

 

Más información ONU

 

www.miabogadoenlinea.net