Gracias a una reforma en la Ley de Patentes de la India, la Oficina India de Patentes emitió la primera licencia obligatoria o de utilidad pública para que una farmacéutica de genéricos, Natco Phrama, elabore y distribuya el tratamiento contra el cáncer hasta ahora vendido exclusivamente por Bayer bajo el nombre de Nexavar.

 

Con esta medida Bayer pierde el monopolio en el comercio de este tratamiento que tiene un costo actual de $5,500 dólares mensuales.

 

La reforma a la Ley de Patentes permite que, conforme a las reglas de comercio internacional, se otorguen licencias de utilidad pública en caso de medicamentos importantes para salvar la vida, pero que sean muy costosas. La ley fue reformada para que se permita otorgar estas licencias para fabricar o importar medicamentos genéricos cuando los originales no estén a un precio razonablemente accesible.

 

De acuerdo con esta ley se pueden otorgar estas licencias de utilidad pública tres años después de otorgada la patente a la empresa que distribuya el medicamento calificado como muy costoso.

 

De acuerdo con datos oficiales, el 40% de la población en la India vive por debajo de la línea de la pobreza, con 200 millones de personas, un sexto de la población, sin acceso ni siquiera a radio ni televisión, por lo que el gobierno ha justificado la medida para que el tratamiento llegue a más personas. Incluso se prevé que la medida llegue a medicamentos contra el VIH/SIDA y enfermedades cardíacas, primera causa de mortalidad en el país.

 

Las farmacéuticas alegan que en India hay también mucha riqueza y que hay unas 100 millones de personas con niveles de ingreso iguales o superiores a los de los europeos que no están pagando por la innovación, aspecto que también tendrá que ser discutido.

 

Esta es la segunda vez que se abren las patentes a licencias obligatorias o de utilidad pública. Entre 2006 y 2008 Tailandia lo hizo con cuatro medicamentos sobre la misma base de accesibilidad por costo.

 

Tras conocer la decisión la empresa alemana Bayer manifestó su inconformidad y señaló que buscarán opciones legales para recurrir esta decisión. Afirman que  no respetar el derecho de propiedad intelectual de las empresas que innovan no es la manera adecuada de ayudar a los pacientes.

 

Sin embargo se trata de una medida bien vista por varios grupos y organizaciones civiles que pugnan por llevar los medicamentos a toda la población mediante la reducción de costos, como Medecins Sans Frontieres.

 

El otorgamiento de licencias de utilidad pública de medicamentos fue un tema que estuvo siendo discutido en México durante la emergencia por la influenza H1N1 en abril y mayo de 2009 respecto de los medicamentos que sirven para curar esta enfermedad como el Tamiflú.

 

Más información Times of India

 

www.miabogadoenlinea.net