La Blackberry ha sido muy útil para el Presidente Electo  de los Estados Unidos, ya que le ha permitido recibir información sin filtros, así como comunicarse con su staff y con los lectores que lo apoyan a través del correo electrónico.

 

Pero la Ley de Registros Presidenciales (Presidencial Records Act) establece que todas las comunicaciones del Presidente son públicas, incluyendo sus correos electrónicos, y que pueden ser revisadas por los ciudadanos cinco años después de finalizada su administración.

 

Y aunque puede separar los mensajes personales de aquellos de contenido presidencial, los abogados de Barack Obama le han recomendado que se abstenga de usar estos medios electrónicos de comunicación, a fin de evitar una controversia sobre el tema, y que haga tal y como hizo George  W. Bush al asumir la presidencia, quién no ha utilizado el correo electrónico desde su toma de posesión hace ocho años.

 

A pesar de esto, los abogados de Obama continúan buscando una vía legal que le permita seguir haciendo uso  de los medios electrónicos de comunicación que jugaron un importante papel durante su campaña presidencial.

 

Fuente El Universal

www.miabogadoenlinea.net