La cruzada legal de la empresa tabacalera Phillip Morris continúa ya que mientras la semana pasado demandó una normativa de Noruega, ahora demanda a Uruguay compensación por pérdidas económicas.

En una demanda que fue radicada en el Centro Internacional de Arreglo de las Diferencias Relativas a Inversiones, organismo dependiente del Banco Mundial, la empresa tabacalera recurre algunas medidas tomadas por el anterior gobierno uruguayo que a su juicio produjeron pérdida de dinero y con las que se violaron reglas en materia de inversiones.

La primera de estas medidas recurridas es la que obligó a la marca a retirar del mercado siete de las doce submarcas que comercializaba en el territorio uruguayo después de que se aprobara en el 2009 una disposición que prohibió comercializar en diferente presentación el mismo producto.

Phillip Morris International considera que el haber retirado del mercado Marlboro Green, Marlboro Blue y Marlboro Gold, el trato que obtuvo fue injusto y que se propició el contrabando o el consumo de marcas nacionales pero no un beneficio a la salud.

La medida fue implementada con la finalidad de evitar leyendas engañosas como la palabra “light” que llevaran a suponer al consumidor que eran menos peligrosos. Pero la tabacalera argumenta que mediante la implementación de medidas secundarias, la disposición llegó más lejos.

Otra medida gubernamental que argumentan en su demanda es referente al diseño de los empaques, en donde las imágenes que muestran los efectos adversos del cigarro en la salud deben ocupar el 80% de la superficie de la cajetilla.

En este rubro la empresa acusa de que la disposición suprime su derecho de propiedad intelectual e impide mostrar las marcas de manera razonable.

En su demanda Phillip Morris International reclama el pago de compensaciones económicas y que se reviertan las medidas denunciadas.

Voceros del gobierno de Uruguay, que fue el primer país libre de humo en el mundo y que ha implementado rigurosas medidas en contra del tabaquismo, han señalado que mediante estas medidas se redujo el consumo de tabaco de un 50% a un 31% desde el 2006, año en que se implementaron las medidas.

Bajo la óptica del derecho internacional este caso es importante puesto que confronta las medidas de salud público en contra de la protección de inversiones, por lo que su resolución sentará un precedente importante en la materia y en la adopción de subsecuentes medidas en contra del tabaquismo.

Fuente BBC Mundo

 

www.miabogadoenlinea.net