Después de la filtración esta semana de más de 250,000 documentos del departamento de estado de los Estados Unidos en Wikileaks y que han causado un verdadero dolor de cabeza al gobierno de ese país y a Hillary Clinton, secretaria de Estado, la situación para el fundador del sitio web, Julian Assange, tampoco se ha puesto fácil.

 

Assange, nacido en Australia en 1971 es actualmente uno de los hombres más buscados después de que Suecia renovara una orden de detención en su contra, acusado de haber cometido delitos sexuales en ese país en contra de dos mujeres en una visita que realizó a ese país el pasado mes de agosto.

 

De acuerdo con Interpol, la orden de búsqueda y arresto fue solicitada por Suecia desde el pasado 20 de noviembre, pero debido a algunos problemas de con la solicitud, ésta no se había dado a conocer, sino hasta ayer en que se arreglaron detalles del papeleo legal y que Suecia permitió hacer de conocimiento público la orden contra Assange.

 

Se cree que Assange está en el sur de Inglaterra y que el gobierno británico conoce de su paradero, sin embargo, no habían podido proceder al arresto debido a que en la orden de arresto solo se daban a conocer las máximas penalidades para los delitos más serios por los que Assange es requerido, cuando bajo las leyes británicas se requiere que se especifiquen las penalidades máximas de todos los delitos que se imputan.

 

La orden de arresto fue renovada, mientras la Corte Superior de Suecia rechazaba una apelación en contra de dicha orden interpuesta por Assange debido a que no encontró argumentos suficientes para desestimar la orden.

 

Paralelamente, y tras una investigación de algunos miembros del Congreso de los Estados Unidos, Amazon.com dejó de albergar en sus servidores a Wikileaks por lo que Assange se enfrentó el mismo miércoles a ese problema, haciendo un llamado a los seguidores del sitio a donar dinero para mantener fuerte a Wikileaks.

 

De acuerdo con información de The New York Times, Assange pretendía tener en Suecia un lugar seguro tanto para albergar en sus servidores a su sitio como para él debido a que Wikileaks cuenta con gran apoyo en ese país y porque las leyes en materia de transparencia son más laxas que las de otros países como estados Unidos en donde algunos representantes han calificado a Assange de terrorista y pretenden perseguir las filtraciones como delitos contra la seguridad nacional.

 

Sin embargo tras la denuncia de las dos mujeres suecas con quienes supuestamente Assange tuvo contacto sexual, en un principio consentido para después ser forzado, ahora es el país menos seguro para él.

 

ACTUALIZACION

 

Julian Assange fue detenido por Oficiales de la Unidad de Extradiciones de la Policía Metropolitana en Londres el 7 de diciembre después de que  Assange se presentara voluntariamente en una comisaría en Londres.

 

El juez que revisa los hechos negó la fianza al fundador de Wikileaks por lo que permanecerá detenido hasta el 14 de diciembre, fecha límite del juez para revisar las pruebas y dictaminar sobre la extradición hacia Suecia, país que emitió la orden de arresto internacional.

 

Mientras tanto, dos cuentas de Assange fueron bloquedas, una en Suiza y la otra de PayPal, por un total de $100,000 dólares. El banco en Suiza cerró la cuenta bancaria tras comprobar que la dirección entregada por Assange en los datos era falsa. Assange, quien carece de residencia fija, entregó la dirección de sus abogados en Suiza para recibir notificaciones del banco. Por su parte, un alto funcionario de PayPal, Osama Bedier, declaró que cancelaron operaciones con Wikileaks por presiones del gobierno de los Estados Unidos tras haber recibido una carta del Departamento de Estado en donde señalaban que Assange había incurrido en ilegalidades.

 

No solo PayPal, Amazon o Mastercard han roto relaciones con Wikileaks, sino también lo intentó hacer Visa. Sin embargo, la compañía de Islandia DataCell, la cual facilita los pagos a Wikileaks, señaló que iniciará acciones legales en contra de Visa por no haber destinado las donaciones que diferentes usuarios estaban haciendo a Wikileaks, a fin de que dichos donativos puedan seguir realizándose de inmediato.

 

Wikileaks sigue en operación, pero ahora en un servidor de Suiza. Los trabajadores de Wikileaks declararon que el arresto de Assange no detendrá sus planes y que se seguirá adelante con la revelación de documentos.

 

Assange sigue siendo requerido exclusivamente por Suecia por coacción sexual y violación. Hasta el momento ningún otro país ha iniciado acción legal en contra del australiano por delito diferente.

 

Y mientras el gobierno de los Estados Unidos sigue presionando a empresas y gobiernos para frenar a Wikileaks, su procurador general, Eric Holder, anunció que están analizando la posibilidad de iniciar acción legal contra Assange basado en la Ley de Espionaje que data de la Primera Guerra Mundial, aunque no descarta iniciar proceso por otros delitos como conspiración o tráfico de propiedad robada. Tendrá, sin embargo, que sortear el problema de la primera enmienda en materia de libertad de expresión.

 

Más información The New York Times

 

www.miabogadoenlinea.net