La aerolínea australiana Qantas inició acción legal en contra de Rolls-Royce, derivado del incidente del pasado 4 de noviembre cuando un avión Airbus 380 de la compañía sufrió una explosión en uno de sus motores en el aeropuerto de Singapur y que afortunadamente no supuso pérdida de vidas humanas.

 

La empresa británica Rolls-Royce es la fabricante del motor Trent 900 que es utilizado en los aviones A380 de Qantas, Lufthansa y Singapur Airlines. Otras aerolíneas que poseen Airbus 380, como Air France, emplean otro tipo de motore.

 

Qantas interpuso acción legal en contra de Rolls-Royce el pasado jueves ante una corte federal en Australia, y aunque no se trata propiamente de una demanda es parte del procedimiento que les asegura la subsistencia de acción legal en caso que no lleguen a un acuerdo satisfactorio con Rolls-Royce en materia de reparación del daño.

 

Pese a que Rolls-Royce no se ha pronunciado sobre este procedimiento legal, la compañía retiró el motor Trent 900 para revisar la falla de diseño que condujo a la filtración de aceite y a la consecuente explosión.

 

Previo a la decisión de Qantas de iniciar acción legal, la Autoridad Australiana de Aviación Civil había determinado que la causa del accidente había sido un mal funcionamiento del mencionado motor y ordenó a Qantas realizar pruebas en sus aviones antes de operarlos con ese motor.

 

Qantas y Rolls-Royce se encuentran negociando la indemnización y la compensación económica aunque ninguna de las dos empresas ha hablado de montos específicos.

 

Más información The New York Times

 

www.miabogadoenlinea.net