Ali Hamza al-Bahlul, originario de Yemen, fue encontrado culpable de conspiración, incitación a cometer un crimen y hacer propaganda para al-Qaeda.

 

La importancia de este juicio radica en el hecho de que es la segunda persona en ser condenada por crímenes de guerra en un juicio en Guantánamo desde que abrió sus puertas hace siete años como una prisión especializada contra terroristas y criminales de guerra.

 

El jurado, compuesto por nueve militares de Estados Unidos, lo condenó y posiblemente sea sentenciado a cadena perpetua. Durante el juicio, sin embargo, el yemení no hizo ningún comentario ni se defendió. Solo dijo en árabe que él haría su declaración una vez que fuera juzgado.

 

El primer hombre condenado en Guantánamo, fue el ex conductor de Osama bin Laden, condenado a cinco años y medio de prisión.

 

Esta prisión de Guantánamo y sus procesos legales han sido duramente juzgados por quienes protegen los derechos civiles. Incluso los dos candidatos presidenciales de Estados Unidos se han declarado en contra de la existencia de esta prisión y durante sus campañas mencionaron sus intenciones de cerrarla.

 

Sin embargo, dicha acción no podrá ser tomada tan fácilmente ya que se encuentran numerosos detenidos bajo diferentes situaciones jurídicas que deberán ser evaluadas, independientemente de que se considera que no sería políticamente correcto para quien llegue a la presidencia establecer con el cierra de las instalaciones dudas sobre la actuación de la CIA en las medidas contra el terrorismo. 

 

Fuente Reuters 

www.miabogadoenlinea.net