En un juicio que marca un precedente histórico para el sistema judicial de los Estados Unidos, se condenó en octubre pasado al hijo del ex presidente de Liberia, Charles Taylor por tortura, uso de armas de fuego y conspiración.

 

Este juicio ha sido el primero que se efectúa bajo los lineamientos de una ley de 1994 que permite la persecución de delitos de tortura y atrocidades cometidas fuera del territorio estadounidense.

 

Charles McArthur Emmanuel, conocido como Charles “Chuckie” Taylor Jr. nació en los Estados Unidos producto de una relación que tuvo su padre mientras estudiaba en aquel país. Cuando Taylor llegó a la presidencia, Chuckie viajó a Liberia para participar del gobierno y fue así participó en la comisión de diferentes delitos por tortura y persecución en contra de los opositores al régimen de su padre, como lo demostraron varios testigos durante el juicio que tuvo verificativo en Florida.

 

Después de que Charles Taylor dejó el poder en 2003, Chuckie viajó a Trinidad para después regresar a Estados Unidos. Para obtener su pasaporte y borrar su historial, mintió sobre el nombre de su padre. Sin embargo las autoridades migratorias lo atraparon y lo detuvieron por falsedad en el documento, para después ser enjuiciado por tortura y conspiración.

 

El jurado lo encontró culpable y se le dictará sentencia hasta enero próximo, pero se prevé que se le condene a cadena perpetua.

 

Charles Taylor, padre, es acusado de terribles crímenes de guerra entre los que se cuenta el reclutamiento de niños soldados y está siendo enjuiciado en La Haya.

 

Fuente The New York Times 

www.miabogadoenlinea.net