Pastillas

 

Juez en California concluye que no hay evidencia de la responsabilidad de las farmacéuticas en la epidemia de opioides

En el marco de los litigios en Estados Unidos en contra de las farmacéuticas que producen y venden opioides u opiáceos, el juez Peter Wilson de un tribunal del condado de Orange, California, concluyó que no hay evidencia de la responsabilidad de estas empresas en la epidemia que, según cifras federales, ha costado la vida a unas 500,000 personas desde finales de la década de los años 90.

La demanda, una de las primeras en este rubro, fue presentada en 2014 por los condados californianos de Orange, Los Ángeles, Santa Clara y la ciudad de Oakland, en contra de Johnson & Johnson, Teva, laboratorio de Israel que produce opioides genéricos, Allergan, subsidiaria de AbbVie, y Endo Pharmaceuticals.

La demanda, como muchas otras que se han presentado, exponía que las farmacéuticas eran responsables por haber creado una “molestia pública”, una figura legal que abarca una gran variedad de delitos que amenazan la salud, la moral, la seguridad, la comodidad, la conveniencia o el bienestar de una comunidad. En este caso se acusaba de una interferencia en la salud pública.

El juez Wilson, sin embargo, concluyó que “simplemente no hay evidencia que muestre que el aumento en las prescripciones no fue el resultado de la provisión médicamente apropiada de analgésicos a los pacientes que los necesitan".

Sin demeritar la magnitud de la epidemia en el uso de opioides, el juez concluyó que aun si las empresas condujeron políticas de comercialización falsas o que llevaran a equivocación, “cualquier consecuencia adversa que se derive de recetas médicamente apropiadas no puede constituir una molestia pública que se puede procesar”.

En la decisión se establece que los condados que demandaron no pudieron distinguir el aumento en las prescripciones legítimas de los medicamentos aprobados por la federación de las prescripciones ilegítimas.

Aun cuando el juez pudo haber inferido que el aumento en las prescripciones incluía muchas ilegítimas,

concluyó que los demandantes no ofrecieron evidencia para demostrar que, "sin especulaciones de rango", el volumen de esas recetas ayudó a crear la molestia pública y, de ser así, en qué medida.

Cuando se empezaron a presentar este tipo de demandas sobre la molestia pública, varios expertos legales expusieron que sería muy difícil de demostrar la responsabilidad porque antes de llegar a los pacientes los opioides pasan por muchos procesos, desde la fabricación o manufactura, la cadena de distribuidores, médicos y farmacias. Además, se trata de medicamentos que tienen aprobación federal y establecer la relación entre las farmacéuticas y el tráfico ilegal es muy complejo.

Esta no es la única demanda que estas farmacéuticas están enfrentando. Johnson & Johnson, al haber perdido una acción similar en Oklahoma, propuso un acuerdo extrajudicial para pagar 5 mil millones de dólares en un plazo de 9 años. Los usuarios de California no se acogieron a este acuerdo por esta demanda que estaba pendiente.

Teva y Allergan están siendo procesados en Nueva York, en el primer juicio con jurado sobre este tema. En este caso Endo y Johnson & Johnson llegaron a un acuerdo.

La decisión de California será apelada como lo anunciaron los abogados en un comunicado: "La gente de California tendrá la oportunidad de buscar justicia en la apelación y garantizar que ningún fabricante de opioides pueda participar en prácticas corporativas imprudentes que comprometan la salud pública en el estado para su propio beneficio".

Ya veremos si en la apelación logran demostrar esa responsabilidad.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net