Helado

 

Autoridad laboral neozelandesa concluye que percepción del patrón de renuncia escrita en comentario en Facebook es equivocada

La autoridad de relaciones laborales de Nueva Zelanda, Employment Relations Authority, falló a favor de la empleada de una heladería que fue despedida tras un argumento con su exjefe, al considerar que lo escrito en Facebook no equivalía a una renuncia.

La controversia entre la empleada y el jefe empezó en marzo de 2020 cuando la heladería comunicó a sus empleados que había aplicado por el subsidio por el confinamiento forzado y que los trabajadores recibirían el 80 por ciento del salario por las horas que habían trabajado el mes anterior.

En un intercambio de correos la empleada expuso al jefe que no estaba de acuerdo con las cuentas que habían hecho. En abril en un foro en Facebook ella escribió que la empresa en la que trabajaba había solicitado el subsidio, pero que no había pagado a los empleados. Derren Angus, director de la heladería y en representación de la empresa, comentó “Bonita forma de renunciar”, a lo que la empleada respondió “Ajá, renuncio”.

Una semana después, la empleada recibió un cheque con una nota que decía que era el pago final por sus servicios. Ella replicó que no había renunciado, pero Angus le dijo que lo escrito en Facebook lo había tomado como una renuncia efectiva.

La controversia llegó hasta la Employment Relations Authority, un organismo de gobierno que resuelve las disputas laborales tomando decisiones en los méritos del caso y no en tecnicismos, como se expone en la página web.

Claire English, encargada de dirimir esta controversia, concluyó que se trató de un despido injustificado. “Fue Angus quien sugirió que ella había [renunciado], utilizando la palabra 'renuncia', en el contexto de una disputa no resuelta sobre el pago del salario de la demandante. Angus decidió entonces tratar este breve intercambio como una renuncia, pero no se lo transmitió a la solicitante”.

Por haberse tratado de un despido injustificado, concedió 3,100 dólares neozelandeses por salarios no pagados y 5,000 como compensación por la humillación causada por el despido. En total son 8,100 dólares neozelandeses, equivalente a unos 5,730 dólares estadunidenses.

Durante la audiencia del caso Angus expuso que las palabras de la empleada equivalían a una calumnia lo que dejaba a la empleada sin derecho a ser compensada, pero Claire English dijo que la calumnia no era tema de discusión ante ella. Además, dijo que la empleada veía a Angus como a un amigo y había expresado su frustración en Facebook en el marco de esta relación percibida.

Las decisiones de la oficina de relaciones laborales son legalmente vinculantes por lo que la heladería deberá pagar la cantidad adjudicada a la empleada que laboró con ellos desde 2018.

Más información stuff.com

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net