Mezcladora de sonido

 

Tribunal de Columbia Británica condena a propietarios de departamento a compensar a vecinos por noches ruidosas

Los propietarios de un departamento en un edificio en Burnaby, ciudad vecina de Vancouver, Columbia Británica, Canadá, demandaron a sus vecinos del piso superior por 16 días de música alta que no los dejaron dormir, pidiendo una compensación de 200 dólares canadienses por noche de sueño perdido.

Se trata de la demanda presentada por Yang Chu y Félix Tan en el Tribunal de Resoluciones Civiles, CRT por sus siglas en inglés, el primer tribunal en línea de Canadá. El CRT resuelve disputas de cuantía menor de 5,000 dólares canadienses, accidentes de tránsito y relacionadas con condominios, entre otras. Se trata de una instancia que encomia la negociación entre las partes y que ofrece, en caso de no llegar a un acuerdo, la participación de un tercero ajeno para resolver el asunto a cambio del pago de un derecho.

Conforme con la documentación presentada, los propietarios del departamento del piso 19, decidieron iniciar acción legal una vez que los muchos textos enviados a sus vecinos y peticiones para que bajaran el sonido de la música resultaron inútiles.

Así, expusieron que dieciséis noches durante los seis primeros meses de confinamiento por Covid-19, sufrieron el elevado sonido de la música y de conversaciones durante varias horas después de las 10 de la noche y antes de las 7 de la mañana, lo que, aseguraron, los llevó a ir algunas noches a casa de parientes para poder conciliar el sueño.

Esta situación les interrumpió tanto sus patrones de sueño, que dicen que perdieron tres días de trabajo por no haber podido dormir bien por lo que también pidieron ser compensados con 795 dólares canadienses por el trabajo perdido.

La controversia fue resuelta por la abogada Julie K. Gibson. “Concluyo que la evidencia establece que los demandados ocasionaron molestias relacionadas con el ruido a los quejosos,” escribió en la resolución la abogada Gibson, miembro del CRT desde febrero de 2018.

Como parte de la evidencia presentada, Chu y Tan presentaron grabaciones del ruido grabadas afuera del departamento de Seyed Mohsen Hashemi Sefat y Hirad Abbaspour que llegan a 50 decibelios.

En una decisión previa, la Corte Suprema de Columbia Británica refirió a la guía de la OMS en la que se establece que 30 decibelios pueden ocasionar “molestias en un dormitorio” y entre 50 a 55 pueden ocasionar “molestias en las áreas exteriores”. Esta decisión fue citada por la abogada Gibson en su resolución. Además, Burnaby establece el límite máximo de ruido en 45 decibelios entre las 10 de la noche y las 7 de la mañana del día siguiente.

Aunque Seyed Mohsen Hashemi Sefat y Hirad Abbaspour, que son copropietarios, respondieron la reclamación exponiendo algunos hechos aislados, no presentaron evidencia por lo que fueron sancionados a pagar 2,500 dólares canadienses por 16 noches de incidentes, un promedio de 156 dólares por incidente, una cifra menor que la solicitada por Tan y Chu.

La abogada Gibson desechó la petición de los quejosos de ser indemnizados por los días de trabajo perdidos porque no presentaron evidencia suficiente que respaldara estas reclamaciones.

Aunque el CRT tiene reglas peculiares, las decisiones que emite son vinculatorias y pueden ser ejecutadas por las autoridades de la misma manera que una decisión de un tribunal regular. Esto también significa que puede ser apelada (dentro de los 60 días de notificada la resolución), pero hacerlo podría resultar muy costoso para ambas partes.

Más información vancouversun.com /civilresolutionbc.ca

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net