Bar, bebidas alcohólicas

 

Fiscalía del estado de Washington presenta cargos en contra de 15 hombres en relación con la muerte de un compañero

La fiscalía del condado de Whitman, en el estado de Washington, Estados Unidos, presentó el 2 de junio acusación penal en contra de 15 hombres relacionado con la muerte por envenenamiento por alcohol de un estudiante de 19 años cuando trató de ingresar a la fraternidad Alpha Tau Omega de la Universidad Washington State, en Pullman.

La acusación llega más de un año después del fallecimiento de Samuel Martínez y se presenta en contra de jóvenes de entre 20 y 23 años por haber ofrecido bebidas alcohólicas a un menor, un delito menor castigado con hasta un año de prisión o una multa de hasta 5,000 dólares estadunidenses.

Samuel Martínez tenía 19 años cuando falleció el 12 de noviembre de 2019, después de haber prestado juramento de ingreso a la fraternidad Alpha Tau Omega y haber tomado una excesiva cantidad de alcohol. Según su familia, él y otro compañero fueron forzados a beber medio galón de ron, casi dos litros, como parte del rito de ingreso a la fraternidad lo que resultó que después del fallecimiento el nivel de alcohol registrado en sangre fuera de 0.372, casi cinco veces el límite legal máximo.

“En tanto los cargos pueden dar lugar a cierto nivel de responsabilidad, esto no es justicia” declara la familia de Samuel Martínez quienes opinan que los responsables debieron haber sido imputados por el delito de novatada, un delito que puede ser menor si no resulta en lesiones físicas, pero cuyas sanciones aumentan conforme los daños ocasionados hasta ser un delito grave si de estos actos de novatadas resulta la muerte.

Cada estado regula el delito y en el estado de Washington se establece que prescribe en un año. "Dado que la investigación policial duró más de un año", dijo el fiscal Denis Tracy, "no tomé una determinación con respecto a las novatadas".

“El Departamento de Policía de Pullman permitió que venciera el límite de ese cargo [novatadas]”, declaró la familia. “Esto pese al hecho de que la policía de Pullman encontró evidencia sustancial de novatadas que hubieran sustentado los cargos por novatadas.”

La policía ha expuesto que la investigación sobre la muerte de Samuel Martínez fue larga porque involucró el testimonio de muchas personas, algunos de los cuales salieron del estado por las vacaciones, además de la dificultad de tener acceso a los teléfonos para obtener evidencia.

Los papás de Samuel consideran que las penas potenciales por el delito imputado son “insultantes comparados con las devastadoras consecuencias de sus acciones, que directamente llevaron a la muerte de Sam y a la pérdida que estamos viviendo por el resto de nuestra vidas.”

Paralelo a las investigaciones penales, el año pasado la familia de Samuel presentó una demanda por muerte accidental en contra de la Universidad y la fraternidad, que implica el pago d edaños por una muerte "injusta", dice la ley norteamericana. Se ha fijado fecha de audiencia en marzo de 2022 y sobre este proceso la madre de Samuel, Jolayne Houtz, declaró que depende mucho el proceso penal.

Los quince imputados deberán presentarse ahora ante la Corte de Distrito del Condado de Whitman pues la universidad de Washington State se ubica en Pullman, la ciudad más grande de ese condado. Se desconoce si la universidad tomó medidas disciplinarias en contra de ellos, pero se sabe que después de la muerte de Samuel fueron expulsados definitivamente de la fraternidad.

Pese a la tipificación del delito especifico de novatadas y a que las fraternidades supuestamente capacitan a sus miembros respecto de lo que puede convertirse en delito, los casos en los Estados Unidos de muertes y lesiones graves se siguen presentando en varias universidades. Así, el año pasado falleció un estudiante de 20 años de la Universidad Bowling Green State de Ohio después de haber asistido a una fiesta de una fraternidad y otro estudiante de la Universidad Louisiana State quedó en soporte vital por la excesiva ingesta de alcohol. En ese caso un estudiante fue imputado por varios delitos, entre ellos haber negado la asistencia médica pues solo dejó a su compañero en la entrada del hospital cuando vio lo intoxicado que estaba.

Ojalá los jóvenes, particularmente, se hagan conscientes de que beber alcohol de forma excesiva no es chistoso sino un peligroso acto porque ponen en peligro su salud y sus vidas.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net