Silla de ruedas

 

Se presentan cargos por diversos delitos que incluyen homicidio en relación con hospital en ciudad finlandesa

Resultado de una investigación de dos años, esta semana inició en la Corte de Distrito del Sudoeste de Finlandia el proceso de seis personas acusadas de varios delitos que incluyen homicidio por la negligencia en el cuidado de pacientes en un asilo para adultos mayores en la ciudad de Turku.

Se trata de personal que laboró para la empresa Kotisairaala Luotsi que administra un pequeño asilo privado en la ciudad de Turku y que ganó un contrato de cuatro años con la ciudad para supervisar el cuidado de 185 pacientes. Este contrato con la ciudad terminó a finales de 2014.

Por denuncias recibidas, el Departamento de Policía del Sudoeste de Finlandia abrió investigación por el cuidado que se dispensó a los pacientes entre diciembre de 2009 y mayo de 2015.

Por razones de privacidad de datos, la policía pudo investigar los casos de tres pacientes y con base en ellos ha presentado la acusación penal por diversos delitos en contra de seis personas. Uno de ellos es un profesionista de la enfermería que se desempeñó como director ejecutivo del asilo y quien está siendo procesado por homicidio y cargos agravados de extorsión, malversación de fondos, falsificación, delito de drogas y dos agresiones agravadas.

Un médico que fungió como director de Recursos Humanos está siendo procesado por extorsión y fraude agravado.

Los otros procesados son cuatro funcionarios de la ciudad de Turku acusados de no haber cumplido con sus obligaciones de vigilancia y supervisión del contrato otorgado a la empresa.

Mika Paaer, del Departamento de la Policía y encargado de la investigación, describió los delitos presuntamente cometidos como excepcionales y dijo que el caso tenía una connotación social por tratarse de víctimas particularmente vulnerables.

En marzo del año pasado, el investigador declaró que parecía que los delitos se habían cometido para obtener beneficios económicos.

Pese a solo haber podido investigar los casos de tres pacientes, la policía sospecha que entre 100 y 120 pacientes no fueron debidamente declarados muertos ya que por ley un fallecimiento solo puede ser certificado por un médico y al parecer las muertes eran declaradas por el encargado de enfermería falsificando la firma del médico encargado.

Durante el curso de la investigación la policía hizo un llamado a la población para que denunciaran si sospechaban que un familiar había sido víctima del trato negligente en este asilo ubicado en la ciudad de Turku, en la costa sudoeste de Finlandia.

Más información yle.fi

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net