Madre e hijo

 

Anuncian el nacimiento de bebes en las dos ciudades más importantes de Finlandia por donación de óvulos

Las autoridades finlandesas anunciaron este lunes que los primeros bebés producto de donación de óvulos en el sector público ya nacieron en Tampere y que se espera que más bebés nazcan pronto en Helsinki.

Se trata de un acontecimiento importante porque los hospitales e instituciones del sector público reiniciaron los tratamientos de fertilización con donación de óvulos o gametos el año pasado, después de haber detenido estos procesos en 2016. Antes de 2016 eran muy pocos los tratamientos de fertilización que se realizaban por parte del sector de salud pública de Finlandia.

La legislación en materia de fertilizaciones fue reformada y el año pasado, al reiniciar los tratamientos, las mujeres solteras y parejas de mujeres se convirtieron en candidatas para los tratamientos en el sector público. Existen, sin embargo algunas restricciones como que la futura madre sea residente en Finlandia, sea menor de 40 años, sin sobrepeso significativo y que no sea madre ya de un hijo.

Cuando los tratamientos se reiniciaron, las autoridades de salud esperaban pocas donaciones de óvulos y esperma, sin embargo, según declaraciones de Katja Ahinko, especialista en la clínica de fertilidad del Hospital Universitario de Tampere, el resultado fue el contrario.

“Sorpresivamente los finlandeses estaban deseosos de donar. Una buen porcentaje de donadoras de óvulos, 200 de ellas, se pusieron en contacto en un corto periodo de tiempo”, explicó la médica, aclarando que muchas hicieron sus donaciones en el sector público para que los tratamientos estuvieran dispuestos para mujeres solteras y parejas de mujeres y que muchas de ellas son mujeres sin hijos biológicos.

“Otro asunto importante fue que muchas de estas donadoras querían poner sus óvulos en el sector público para dar a todos una oportunidad de tratamiento”, declaró la especialista. A nivel privado también hay donación de material genético, pero son las parejas las que deben asumir los costos que pueden ascender a miles de euros.

En la evaluación de resultados de este año se sabe que solteras entre 35 y 40 años fue el grupo más grande de mujeres que usó óvulos donados. En Tampere fueron unas 100 mujeres solteras, mientras que las parejas de mujeres fueron menos de la mitad de ese número. En Helsinki alrededor de 150 mujeres solteras en ese grupo de edades necesitó óvulos donados, en tanto que unas 100 parejas de mujeres lo requirieron.

“Es importante recordar que las parejas heterosexuales también pueden requerir donación de gametos. Actualmente tenemos a 60 parejas en espera de óvulos y 30 parejas esperando donadores de semen”, declaró a los medios locales Johanna Aaltonen, especialista en medicina reproductiva del Hospital Universitario de Helsinki.

De momento, solo se puede disponer de óvulos donados en Helsinki, capital finlandesa y en Tampere, al norte de la capital y la ciudad más poblada en el interior del país nórdico, aunque el proyecto es que esta posibilidad esté disponible en todo el país.

Los tratamientos de fertilidad son importantes porque las cifras dadas a conocer la semana pasada por el instituto de estadísticas de Finlandia muestran que entre los países nórdicos Finlandia sigue teniendo la tasa de natalidad más baja con un promedio el año pasado de 1.4 hijos por mujer.

De esta forma, el instituto de salud pública dio a conocer que de todos los tratamientos realizados en el país en 2018, casi un 18 por ciento resultó en nacimientos. Esta cifra significa el nacimiento de unos 2,500 niños, representando el 5.4 por ciento de los nacimientos de ese año en Finlandia.

Más información yle.fi

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net