Cenicero con cigarros

 

Millonarias multas son impuestas a cuatro empresas de tabaco que se coludieron para la fijación de precios en Países Bajos

La autoridad neerlandesa de consumo y mercados, ACM por sus siglas en inglés, ha multado con un total de 82 millones de euros a cuatro empresas tabacaleras por haberse coludido en la fijación de precios entre julio de 2008 y julio de 2011.

“Era una práctica común para los fabricantes de cigarros recibir información de los mayoristas sobre los precios minoristas de los paquetes de cigarrillos de sus competidores antes de que esos precios entraran en vigor. Con esa información, los fabricantes pudieron ajustar sus precios a los precios de sus competidores por adelantado. Eso distorsiona la competencia. Los fabricantes sabían que el intercambio de este tipo de información está en contradicción con las reglas de competencia. Sin embargo, eso no llevó a cambios en su comportamiento”, declaró mediante comunicado Martijn Snoep, presidente del Consejo de la ACM.

Con multas que van de 10,410,000 a 31,179,000 euros se sancionaron en orden ascendente a las tabacaleras Van Nelle Tabak Nederland B.V., Philip Morris Benelux, JT International Company Netherlands y British American Tobacco. Todas estas empresas presentaron objeciones a la multas y tres de ellas incluso acudieron al tribunal para evitar la publicación de la decisión de la ACM, pero una corte de distrito en Rotterdam negó esta petición.

En el comunicado publicado esta semana, la ACM explica que cada fabricante de cigarros determina su propio precio que el consumidor final debe pagar por una cajetilla y este precio siempre está impreso en la cajetilla. En el caso de las tabacaleras, todos los fabricantes deben enviar sus nuevas listas de precios a los mayoristas y a otros compradores varias semanas antes de que los precios en las tiendas sean ajustados, lo que les permite empezar a ajustar sus sistemas de ventas.

Aunque no es ilegal que los fabricantes y compradores compartan la información general que es de conocimiento público, sí es ilegal que intercambien información sobre los nuevos precios de venta al menudeo antes de que tengan efecto porque se distorsiona la competencia entre ellos y puede llevar a precios y ganancias más altas comparado con momentos en que esa información no es compartida.

En el caso de estas cuatro empresas, la información de los precios de los competidores era entregada directamente por los compradores antes de que estos precios estuvieran vigentes, distorsionando el mercado. Una vez que era entregada, las cuatro empresas la compartían como pudo comprobar la ACM al revisar varios correos electrónicos intercambiados entre ellas durante el periodo investigado.

En este caso, la ACM no ordena un resarcimiento de daños a los consumidores que durante ese periodo pagaron un precio más alto por los cigarros, sino que sanciona directamente a las empresas como un disuasor para el futuro.

Los cerca de 82 millones de euros que serán recaudados por estas multas, ingresarán directamente a la tesorería neerlandesa y, según el comunicado de la ACM, son usados en inversiones que beneficien a la sociedad en su conjunto.

Más información dutchnews.nl /acm.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net