Bomberos

 

Se decretó una nueva ley para que ciertos exconvictos puedan ser bomberos profesionales

En medio de un bosque totalmente quemado y con el cielo oscurecido por el humo, la semana pasada el gobernador de California, Gavin Newsom firmó la ley AB 2147 que permite borrar el historial criminal a los internos que colaboran apagando incendios y así puedan tratar de obtener un certificado como bomberos.

California es un estado que periódicamente enfrenta incendios. Este año, debido a la conjunción de varios factores, entre ellos una prolongada sequía, los incendios han sido más devastadores pues se estima que hasta el momento se han quemado más de dos millones de acres. Una cifra muy superior a los poco menos de 200,000 acres que se quemaron el año pasado, en un fenómeno que los científicos vinculan directamente con el cambio climático.

Como una medida para enfrentar los incendios, el estado tiene establecidos 43 campos de bomberos en 27 condados, en los que trabajan apagando incendios, en tiempos normales, casi 2,200 reos. Este año la cifra se redujo porque para evitar el contagio de COVID-19 en las prisiones, el gobierno ordenó la libración anticipada de reos, entre los que se cuentan, por lo menos, 331 internos bomberos.

Pese a que estos reos llevan años poniendo en riesgo sus vidas al estar en primera línea tratando de apagar incendios, es hasta ahora que se les va a dar la oportunidad de que, una vez que hayan cumplido sus sentencias, pueda borrarse su expediente criminal y en consecuencia puedan aspirar a obtener un certificado de técnicos de medicina de emergencias, EMT por sus siglas en inglés, requisito para poder certificarse como bomberos profesionales.

Cabe recordar que el sistema penitenciario de los Estados Unidos sigue castigando y marginando a quienes tienen antecedentes penales pues los derechos políticos como votar y ser votados les son negados aun cuando ya cumplieron sus sentencias, así como la posibilidad real de tener un trabajo porque sus expedientes criminales deben ser citados en cualquier solicitud de trabajo. Esta ley permitiría que estos reos, por lo menos, puedan aspirar a ganarse la vida como bomberos.

La nueva ley prevé excepciones de tal forma que quienes han sido condenados por homicidio, violación, secuestro y cualquier otro delito sancionado con pena de muerte o cadena perpetua no pueden aspirar a sus beneficios. De cualquier forma, muchos de estos reos quedan excluidos de antemano del programa de bomberos internos.

Eloise Gómez Reyes, la legisladora que presentó e impulsó la iniciativa de ley dijo: “La readaptación sin estrategias para asegurar que los que estuvieron encarcelados tengan una carrera es un camino hacia la reincidencia.” Por lo tanto, “debemos tomarnos en serio la tarea de proporcionar caminos para aquellos que muestran la determinación de cambiar sus vidas". En esta crisis de los incendios California ha sentido más que nunca la falta de bomberos certificados y quizá sea esta razón la que empieza a abrir un “camino” de oportunidad para los exconvictos.

Actualmente los reos que participan en el programa de bomberos ganan un salario de 5.12 dólares por día con un dólar adicional por hora cuando trabajan en la línea de fuego directamente. Se trata de un salario que está muy por debajo del salario promedio de los bomberos profesionales en California de 21 dólares por hora.

“Esta ley corrige una equivocación histórica y reconoce el sacrificio de miles de personas encarceladas que han ayudado a combatir los incendios y quisiera agradecer a la Legislatura por la aprobación de esta iniciativa”, dijo el gobernador Newsom en un comunicado.

Más información earther.gizmodo.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net