Instrumental médico

 

El dentista, que realizó un procedimiento en una hoverboard, fue procesado por fraude y malversación

A veinte años de prisión fue sentenciado en Alaska un dentista que en enero fue encontrado culpable de 46 cargos de delitos graves y menores, entre ellos fraude a la asistencia médica. Entre otras pruebas presentadas en su contra hay un video en el que hizo una extracción encima de un hoverboard o aerotabla.

Se trata de Seth Lookhart, un dentista de 35 años graduado en 2014, que llegó al estado de Alaska, Estados Unidos, a trabajar. Pronto fundó una clínica privada llamada Clear Creek Dental, propiedad de su fundación Lookhart Dental LLC, que empezó a ofrecer servicios de sedación vía intravenosa.

En 2016 la policía fue alertada de esta clínica gracias a la información de un exempleado y que acusó al dentista de sedar innecesariamente a los pacientes para poder aumentar los costos del sistema de salud Medicaid y generar mayores ganancias.

Seth Lookhart fue imputado en 2017 con 46 cargos entre los que se le acusó de haber realizado numerosos procedimientos innecesarios de sedación y de haber facturado entre mayo de 2015 y febrero de 2017, 2.5 millones de dólares a Medicaid por esos procedimientos.

El proceso en su contra se ventiló en 2019 en un juzgado del Tribunal Superior de Anchorage que en enero de este año lo encontró culpable de todos los cargos.

Durante el proceso la fiscalía sostuvo que Seth Lookhart “casi mató a muchos pacientes al realizar anestesias miles de veces sin entrenamiento ni consentimiento, en pacientes fuera de su campo de entrenamiento y experiencia, mientras robaba dinero de Medicaid y desfalcando a sus jefes.”

Además de la documentación presentada al seguro, la fiscalía presentó dos videos que encontró en los teléfonos celulares del dentista y de Shauna Cranford, su gerente de oficina. En el primero se puede apreciar que, estando sobre una hoverboard, Seth Lookhart realiza la extracción de una muela a una paciente sedada vía intravenosa. En el otro video se le ve encima de la tabla sacándose los guantes de látex y lanzando los brazos al aire en señal de triunfo. Estos videos los envió a personas fuera de la profesión diciendo que esto representaba “un nuevo estándar de cuidado”. La paciente del video desconocía que estaba siendo filmada.

La semana pasada, el juez Michael Wolverton del tribunal de Anchorage dictó al dentista una sentencia de 20 años de prisión, con 8 años suspendidos y 10 años de probatoria, lo que significa que irá a prisión 12 años.

Esta semana serán sentenciados por los mismos delitos su corporación y la gerente de oficina Shauna Cranford quien se declaró culpable de todos los cargos.

Una audiencia diferente se llevará a cabo a finales de este mes para determinar la forma de restitución y la compensación de los fondos que Seth Lookhart obtuvo fraudulentamente del sistema de Medicaid de Alaska y de la malversación. La fiscalía anunció que están buscando la restitución de los 2.5 millones de dólares defraudados.

Antes de que le dictaran sentencia, Seth Lookhart dijo que no podía decir “exactamente en qué momento comencé a desviarme.” Como cualquier persona en su posición, abogó hasta el último momento en contra de una sentencia de prisión diciendo que “sé que seré mi mejor yo y, a la vez, ser capaz de servir mejor a mi familia y a la comunidad si se me concede el privilegio y la esperanza de renovar mi vida, practicando la odontología y viviendo entre aquellos a quienes amo.”

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net