José Filomeno Dos Santos

 

Ante la Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia de Angola dio inicio este lunes el proceso en contra de José Filomeno Dos Santos, conocido como Zanú, hijo de José Eduardo Dos Santos, gobernante del país africano durante 38 años, y quien está acusado de lavado de dinero y actos de corrupción.

José Eduardo Dos Santos, presidente de Angola desde 1979, dejó la presidencia en 2017, habiendo nombrado sucesor a Joao Lourenco. Antes de salir aseguró a sus dos hijos en posiciones muy importantes: Isabel quedó como presidente de Sonangol, la empresa paraestatal de petróleo, y José Filomeno como director del Fundo Soberano de Angola, una comisión creada en 2008 con un capital de 5 mil millones de dólares cuya finalidad era promover el crecimiento, la prosperidad y el desarrollo social y económico del país.

Joao Lourenco, del mismo partido político que Dos Santos, una vez asumida la presidencia, decidió ir tras la administración de su predecesor en una promesa por acabar con la corrupción en Angola, un país rico en petróleo, pero sumamente empobrecido. Así, Isabel fue removida de Sonangol y José Filomeno imputado por lavado de dinero y corrupción en relación con la transferencia ilegal de 500 millones de dólares del Banco Nacional de Angola, BNA, a una cuenta de Credit Suisse en Londres, Inglaterra.

La transferencia era el anticipo a una empresa creada por José Filomeno y otras dos persona más, Jorge Gaudens Pontes Sebastião y António Samalia Bule Manuel. Esta empresa había ganado contrato para una operación financiera de 30 mil millones de dólares en Angola.

Además de José Filomeno y sus socios, está enfrentando acusación penal por los mismos cargos Valter Filipe Duarte da Silva, quien fuera gobernador del Banco Nacional de Angola durante el gobierno de Dos Santos.

El proceso penal que inició esta semana y que ha captado la atención de los angoleños, estaba programado para iniciar el pasado 25 de septiembre. Sin embargo, Valter Filipe Duarte da Silva pidió una prórroga la que fue concedida por la Suprema Corte.

José Filomeno estuvo en la cárcel siete meses antes de haber sido puesto en libertad bajo fianza en marzo. Es el primero de la familia que gobernó el país durante casi cuatro décadas en ser procesado por las múltiples acusaciones que hay por actos de corrupción que llevó a la familia a amasar una gran fortuna mientras el 70 por ciento de los angoleños vivía con dos dólares al día.

Al parecer José Eduardo Dos Santos ya no vive en Angola.

Para el gobierno de Lourenco es una gran victoria política, pero habrá que esperar al desarrollo del proceso.

Mas información allafrica.com / bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen allafrica.com