Gracias a cambios constitucionales introducidos por el presidente, hoy se están celebrando elecciones presidenciales en Angola, país del centro de África, en las que seguramente y sin sorpresa para nadie ganará la reelección el presidente José Eduardo dos Santos.

 

Eduardo dos Santos es presidente de Angola desde 1979 lo que lo convierte en el segundo presidente africano con más años en el poder, 33, después de Teodoro Obiang Nguema Mbasogo de Guinea Ecuatorial.

 

Este presidente, próximo a cumplir 70 años de edad ha logrado permanecer en el poder debido a cambios constitucionales que él mismo presentó y por los cuales podría perpetuarse en el poder indefinidamente. Finalmente él controla con mano de hierro todos los asuntos del gobierno, con facultad para nombrar a los jefes de las fuerzas armadas y a los magistrados y jueces.

 

De acuerdo con Rafael Marques de Morais, un periodista crítico del gobierno,  la ley electoral sostiene un sistema  fraudulento, con falta de transparencia y permitiendo irregularidades como el registro de votos tardíos. Así que legalmente Dos Santos volverá a investirse presidente.

 

Para De Morais se trata de un dictador. Para otros analistas es un autócrata que ha sabido hacerse fuerte frente al debilitamiento de su partido, el Movimiento para la Liberación de Angola, y que ha sabido ganarse a los opositores con costosos regalos e involucrándolos en diversos negocios lucrativos. Para estos analistas, el sigilo con el que se mueve el presidente y el haber hecho partícipes de la corrupción a sus enemigos le ha valido su pacífica estancia en el poder sin que los angoleños ni la comunidad internacional proteste pese a que también se han recibido múltiples quejas de violaciones a los derechos humanos.

 

Angola obtuvo la independencia de Portugal el 11 de noviembre de 1975. José Eduardo dos Santos, quien ingresó al Movimiento para la Liberación de Angola siendo adolescente, fue nombrado presidente tras la muerte de su antecesor en 1979 y pese a que se cree que su familia está involucrada en múltiples negocios realizados gracias a su poder político y sustentado legalmente en leyes que él mismo propone, no hay intenciones de cambio, particularmente desde 2002 fecha en que falleció su principal opositor.

 

 

Más información Guardian

 

www.miabogadoenlinea.net