Cera para depilar

 

Ante el Tribunal de Derechos Humanos de Vancouver, Canadá, Jessica Yaniv, una mujer transgénero de 32 años ha presentado varias quejas en contra de trabajadoras de salas de belleza por discriminación al haberse negado a depilar su zona genital.

Desde 2018 los documentos oficiales de Yaniv la identifican como mujer, pero ella está en espera de una cirugía genital lo que significa que una depilación en la zona de bikini es una depilación en genitales masculinos.

El caso particular de Jessica Yaniv, sin embargo, ha presentado varios cuestionamientos legales y morales, pues Yaniv parece haber estado buscando como objetivo de sus demandas a salas de belleza en donde predominantemente, aunque no exclusivamente, laboran mujeres asiáticas, muchas de ellas en estado de vulnerabilidad.

Así, suele hablar por teléfono a las salas de belleza, identificarse como Jonathan, solicitar una depilación en la zona de bikini y colgar tras un exabrupto cuando le niegan el servicio. Ella dice que graba las llamadas precisamente para demostrar la discriminación.

Son varias las trabajadoras de salas de belleza que han sido amenazadas de quejas por Yaniv. Algunas han acordado el caso para que no llegue a los tribunales, pero otras han encontrado asistencia legal y sus casos han llegado al tribunal en donde se está poniendo a prueba la ley que prohíbe la discriminación para conocer si no se está abusando de las protecciones previstas en ella.

El caso no resulta ciertamente fácil de resolver pues mientras Jessica Yaniv tiene el derecho a ser tratada como mujer, la gran mayoría de las trabajadoras a las que ha demandado son mujeres asiáticas en estado de vulnerabilidad que, por ley, están obligadas a depilar la zona genital masculina, lo que ha generado una fuerte reacción por parte de la población.

“Detesto poner la raza en esto, pero parece que hay mucha negatividad y mucho rechazo hacia los LGBTQ de parte de la cultura de las Indias orientales”, declaró Yaniv a los medios, levantando sospechas respecto de sus razones para presentar las quejas.

Sobre el caso, John Carpay, presidente de la organización Justice Centre for Constitutional Freedoms que representa a algunas de las mujeres acusadas por Jessica Yaniv ha declarado que la negativa de sus representadas de prestar el servicio solicitado no fue discriminatoria “porque no se pidió a las 14 mujeres depilar una identidad de género, les pidieron depilar genitales masculinos”.

Por otra parte, Jessica Yaniv ha sido señalada por acosar a adolescentes en redes sociales y al menos una de estas jóvenes ha presentado su queja en contra de ella. Si bien no está relacionado con sus quejas, sí pone a discusión su carácter.

Sus quejas, pese a la cantidad de ellas, no han sido calificadas de frívolas, aunque sus motivos sí han sido cuestionados por el tribunal. Ya se verá cómo se resuelve este caso que presenta dos puntos de vista opuestos igualmente válidos y que, eventualmente, tendrá que buscarse que coincidan.

Más información vancouversun.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de flaviasaad0 en Pixabay