Tumba

 

La fiscalía pública de Países Bajos ordenó una segunda opinión forense respecto de la muerte de una adolescente de 16 años, que fue calificada de suicidio, debido a las dudas y cuestionamientos de sus familiares respecto de su fallecimiento.

Se trata del caso de Dascha Graafsma quien una noche en 2015 salió con amigos. Alrededor de las dos de la madrugada la joven se separó del grupo en busca de un baño. La encontraron muerta tres horas después, arrollada por el tren, a un kilómetro de donde está el club en el que estaba y sin su abrigo. Se desconoce qué sucedió con ella entre las dos de la mañana y la hora en que encontraron su cuerpo.

La investigación oficial en 2015 concluyó en que la joven se había suicidado, pero su familia ha discutido esa clasificación, y aunque no rechazan la idea del suicidio han declarado que la policía no condujo una investigación minuciosa sobre la muerte.

Esta opinión es apoyada por la investigación que sobre la actuación de la policía llevaron detectives privados contratados por la familia para quienes la policía cometió algunos errores.

Por tales motivos, la fiscalía ha ordenado una segunda opinión forense para evaluar si al momento del impacto con el tren Dascha estaba acostada o de pie en la línea de cruce de las vías. Así lo explicó la fiscalía en un comunicado de prensa.

“La familia todavía tiene dudas sobre esto así que vamos a volver a mirar”, se lee en el mencionado comunicado. “Queremos que exista certidumbre”.

La fiscalía se aseguró, asimismo, de hacer saber que esta segunda opinión no significa que se reabra el caso de Dascha ya que esa decisión será tomada por un fiscal una vez que se tengan los resultados de la segunda opinión.

La familia, sin embargo, puede tomar esta decisión de la fiscalía como una victoria en su lucha por conocer la verdad sobre la muerte de esta adolescente.

Más información DutchNews.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net