Símbolos de salud

 

La legislatura de California, Estados Unidos, está preparando reformas a la ley de vacunación para fortalecer aún más sus previsiones y reducir el número de niños que quedan sujetos al esquema de vacunación para ingresar en las escuelas públicas y privadas.

California fue el primer estado en fortalecer su legislación en 2016 cuando en el parque de diversiones de Disneylandia se presentó un brote de sarampión. En ese entonces la legislatura en Sacramento optó por eliminar de la ley la excepción que los padres podían oponer a la vacunación de sus hijos por motivos religiosos. Esta tendencia ha seguido seguida por otros estados, el más reciente Nueva York que la semana pasada eliminó la excepción por motivos religiosos como una medida para hacer frente a una epidemia de sarampión.

En California, la reforma a la ley que ya sólo prevé como excepción a la vacunación motivos médicos, busca cerrar la posibilidad de que médicos “sin escrúpulos” extiendan certificados de excepción a petición de los padres.

La reforma está siendo preparada por el senador Richard Pan, médico de profesión, y se conoce como iniciativa SB276. Está siendo preparada cercanamente con el gobierno de Gavin Newsom lo que significa que, de ser aprobada, el gobernador no la vetaría.

Debido a esta estrecha colaboración, la iniciativa SB276 ha sido reformada pues originalmente se facultaba al departamento de salud a revisar y potencialmente rechazar cualquier certificado de excepción médica emitido, además de limitar el número de enfermedades por las que se podía extender el certificado médico.

Ahora la iniciativa establece que las revisiones de las autoridades de salud se hagan solamente en las escuelas donde el promedio de inmunización es menor al 95 por ciento o respecto de médicos que concedan más de cinco excepciones al año.

En la iniciativa se dispone también que los médicos tendrán que certificar, bajo pena de cometer perjurio, que la excepción médica es “verdadera, precisa y completa”. Asimismo, los padres que soliciten una excepción médica deberán acordar entregar el expediente médico del hijo para probar las razones por las cuales no debe ser vacunado.

El departamento de salud del estado queda también facultado para prohibir a ciertos médicos que extiendan excepciones médicas a la vacunación por un plazo de hasta dos años cuando se determine que significan un riesgo a la salud pública. Además, los médicos que estén siendo investigados con motivo de las excepciones a la vacunación no podrán extender nuevos certificados en tanto no se emita una decisión por los órganos competentes.

Así, el estado deberá llevar un registro de todos los certificados de excepción que sean rechazados y compartir esta información con las asociaciones médicas.

La iniciativa SB276 será presentada ante el comité de salud de la legislatura californiana este jueves y se espera que tenga mucha oposición. Una de estas voces opositoras es la del senador Robert F. Kennedy Jr., hijo de Robert Kennedy, quien activamente ha hablado a favor del movimiento antivacunas, un activismo que dos de sus hermanos criticaron recientemente en una carta abierta publicada en el New York Times.

Sobre la iniciativa SB276, el senador Pan dijo que “el primer objetivo es tratar de mantener seguras a nuestras escuelas”, agregando que la raíz del problema reside en los médicos que extienden certificados sin estar basados en verdaderas causas médicas.

Ya veremos cómo lo va a esta propuesta pues, aunque la mayoría de los californianos está a favor de fortalecer el esquema de vacunación, el movimiento antivacunas cuenta con fuertes voces opositoras que se han dejado oír.

Más información latimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net