Mazo judicial y birrete

 

Este miércoles quedó suspendido del Servicio Público de la Fiscalía de los Países Bajos el fiscal Marc van Nimwegen quien durante años ocultó una relación romántica con la fiscal Marianne Bloos lo que implica una seria violación a las reglas de integridad del Servicio de la Fiscalía.

La existencia del romance fue develada el año pasado por el medio NCR, lo que generó que miembros del Parlamento se pronunciaran sobre el tema exigiendo una investigación y explicaciones. De esta forma se creó el comité Fokkens, el que tardó 11 meses en investigar los hechos a fondo.

Conforme con las reglas de integridad del Servicio de la Fiscalía, la relación romántica entre Nimwegen y Bloos debió haber sido hecha del conocimiento de sus superiores, pero no lo hicieron. Se trata de un romance que inició en mayo de 2011, cuando Marc van Nimwegen era superior jerárquico de Marianne Bloos

Además de los rumores sobre el romance y la incomodidad que ello generó entre los demás empleados de la fiscalía, NCR descubrió que durante años ambos fiscales eran llevados los mismos días a las mismas horas por sus choferes al mismo hotel Van der Valk y que los conductores debían esperar en el estacionamiento. Además, Nimwegen realizó un viaje de trabajo a Tailandia al que lo acompañó Marianne Bloos.

Marianne Bloos, quien también está suspendida, fue nombrada fiscal jefe en la oficina nacional en parte gracias a Marc van Nimwegen según conclusiones de la investigación. En 2014 se presentaron varias quejas de nepotismo al Ministerio de Justicia respecto de este nombramiento.

Para los investigadores, el affaire no fue sólo un incidente en la oficina de la fiscalía sino uno que dañó seriamente a esa oficina. Así, el comité concluye que el Servicio de la Fiscalía no hay un liderazgo ético suficiente y que el romance dejó “sentimientos de insatisfacción y preocupaciones sobre la cultura” de la oficina. Además, la forma en que se hacen los nombramientos y los procedimientos que se siguen para hacerlos también “evoca insatisfacción” entre los demás empleados y funcionarios.

Según medios neerlandeses, antes de ser amante de Bloos, Nimwegen tuvo un romance con Heleen Rutgers quien fue nombrada jefa de la Fiscalía Pública de Oost-Brabant.

Sobre las conclusiones de la investigación, el fiscal general de Países Bajos, Gerrit van der Burg calificó que “extremadamente dolorosos” los hallazgos del comité. “La imagen del Servicio Público de la Fiscalía, que debe ser irreprochable, ha quedado lastimada por el comportamiento culpable de dos fiscales superiores y la forma en que la administración del Servicio Público de la Fiscalía lo manejó”.

Marc van Nimwegen declaró por medio de su abogado que recurrirá la suspensión pues él sigue negando la existencia del romance, el que tampoco ha sido confirmado por Marianne Bloos quien se ha negado a declarar sobre el particular.

Más información nltimes.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net