Mazo y birrete

 

Una mujer que en 2012 prostituyó en Países Bajos a su hija de 14 años, fue sentenciada a un día de prisión y a 150 horas de trabajo comunitario.

Los hechos ocurrieron en la provincia del norte de Países Bajos, Friesland, en 2012 cuando la mujer ofreció a su hija en Internet, invitando a los hombres “a darle masajes”, según ha reportado el diario neerlandés Telegraaf.

No es claro por qué, pese a que el delito se cometió en 2012, es apenas ahora que se presentó acusación y se siguió el juicio en su contra.

Ante el tribunal de Leeuwarden también se procesó a un hombre que tuvo relaciones sexuales con la niña y quien recibió una sentencia de 200 horas de trabajo comunitario, en contraste con el caso de un sujeto que cuando tenía 27 años tuvo relaciones sexuales con un menor y que fue sentenciado a seis meses de prisión.

La fiscalía de Friesland pedía al tribunal 10 meses de prisión para la madre, pero el juez consideró que es poco probable que ella vuelva a cometer un delito y que no sirve para ningún propósito una sentencia de prisión más larga. Así, se la sentenció a un día tras las rejas y 150 horas prestando trabajo comunitario.

Se trata de un caso que no ha dejado de extrañar a nadie, pues el Código Penal de Países Bajos tipifica como delito el tener relaciones sexuales con menores de 16 años, calificándolo de abuso infantil. Por tanto, la sentencia en contra del sujeto que tuvo relaciones sexuales con la niña de 14 años sí debía, por lo menos a nivel nacional, implicar una sentencia de prisión no mayor de 6 años.

Por la laxitud de las penas impuestas, es probable que la fiscalía presente una apelación, aunque los medios no informan sobre este supuesto.

Más información dutchnews.nl/ ageofconsent.net

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net