Televisión antigua

 

Un Tribunal de Cuantía Menor de Giza, Egipto, condenó el pasado 20 de enero a un año de prisión y al pago de una multa de 3,000 libras egipcias (US$168) a Mohamed al-Gheiti un presentador de televisión que transmitió en su programa de televisión una entrevista a un homosexual.

Mohamed al-Gheiti era el anfitrión de un programa de televisión titulado Sah al-Noum, transmitido por la cadena privada de televisión LTC TV. En agosto de 2018 transmitió la entrevista que hizo a un hombre homosexual sobre sus relaciones y sobre su pasado como trabajador sexual. Además, entrevistó al periodista Mustafa Mekki quien se hizo pasar como homosexual en Grindr para conocer más sobre la comunidad homosexual.

El programa no pasó desapercibido para los ojos inquisidores del abogado Samir Sabry quien se ha hecho de cierta notoriedad en Egipto por perseguir a gente que a su juicio ha cometido actos de indecencia. Fue este abogado quien en su calidad de ciudadano agredido por la indecencia presentó una denuncia en contra de Al-Gheiti y de su programa de televisión. El abogado Sabry es el mismo que llevó a juicio a la cantante pop Sherine por haber ofendido al río Nilo.

Si bien en Egipto no es delito la homosexualidad, generalmente los integrantes de la comunidad LGBTQ son perseguidos por libertinaje o por incitar al libertinaje y por este delito fue procesado y condenado el periodista Al-Gheiti.

Paralelamente al proceso penal, en agosto de 2018, después de la transmisión de la entrevista, el Consejo Supremo Regulador de Medios de Egipto suspendió el programa de Al-Gheiti durante dos semanas por “infracciones profesionales”. El fundamento para la suspensión se encuentra en la decisión de septiembre de 2017 en la que el Consejo Supremo Regulador de Medios prohibió a todos los integrantes de la comunidad LGBTQ de aparecer en medios de comunicación, declarando que la homosexualidad “es una enfermedad y una desgracia”. Conforme con esta decisión, los integrantes de la comunidad LGBTQ sólo pueden aparecer en los medios “cuando reconozcan el hecho de que su conducta es inapropiada y estén arrepentidos de ella”.

No está claro por el momento si Al-Gheiti está en libertad bajo fianza o en prisión ya que no se ha podido confirmar su situación actual. Según la BBC ha presentado una apelación a su sentencia.

Por lo pronto, la organización de protección de periodistas, Committee to Protect Journalists, CPJ, ha pedido que se desechen los cargos en su contra.

“Mohamed al-Gheiti tiene todo el derecho de reportar sobre asuntos LGBT en Egipto y si un televidente no está interesado, el comportamiento normal es que cambie de canal, no iniciar acción legal y perseguir una sentencia de prisión para un periodista”, declaró desde Washington DC Sherif Mansour, coordinador del CPJ del programa para el Medio Oriente y el Norte de África. “La condena de Al-Gheiti debe ser revertida en la apelación y las autoridades egipcias deben dejar de buscar excusas para callar a la prensa”.

Más información allafrica.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net