0
0
0
s2smodern
Templo de Sabarimala

El año 2019 inició en la India con una controversia después de que dos mujeres en “edad de menstruación” entraron al templo de Sabarimala en el estado de Kerala. Prohibir el ingreso de mujeres al templo fue declarado inconstitucional por la Suprema Corte en enero de 2016.

Por el ingreso de las dos mujeres al sitio sagrado, el sanctum santorum fue cerrado este miércoles para efectuar “ritos de purificación”, los que expresamente quedaron declarados inconstitucionales por el máximo tribunal judicial, aunque el sacerdote del templo, Kandararu Rajeevaru, declaró que estos ritos no deben ser considerados discriminatorios hacia las mujeres.

En su decisión, la Suprema Corte indicó que las nociones de “pureza y contaminación”, estigmatizan a los individuos y no se limitan a las ideas erróneas respecto de las castas más bajas, sino que incluyen a las mujeres. Estas nociones hacen referencia a la “intocabilidad”, una práctica que quedó abolida por el artículo 17 de la Constitución india.

En la decisión de la Corte, el magistrado Chandrachud observó lo siguiente: “El prejuicio en contra de las mujeres basado en la impureza y la contaminación asociados a la menstruación es un símbolo de exclusión. La exclusión social de las mujeres, basada en su estatus menstrual es una forma de intocabilidad que es un anatema a los valores constitucionales”.

Para la Corte, el proceso biológico de la menstruación debe estar libre de prácticas sociales y religiosas.

“Las prácticas que legitiman los tabús menstruales, por nociones de pureza y contaminación, limitan la capacidad de las mujeres que están menstruando de tener libertad de tránsito, el derecho a la educación y el derecho de ingreso a lugares de adoración, y, eventualmente, su acceso a la esfera pública. El estatus menstrual de una mujer es un atributo de su privacidad y de su persona”, estableció el tribunal.

Diferentes organizaciones pidieron una revisión de esta decisión a la Suprema Corte, con fundamento en el artículo 32 de la Constitución india que establece el principio Ubi jus, ibi remedium que significa que cuando hay un derecho, hay un remedio, señalando que a los promoventes del caso no se les había violado ningún derecho porque no son devotos del Dios Ayyappa, venerado en Sabarimala, ni se les negaron sus derechos de ingreso porque no se negó la entrada al templo.

La revisión de este caso está prevista para el próximo 22 de enero por un panel de cinco magistrados. Mientras no se decida lo contrario, la sentencia que prohíbe el ingreso de mujeres al templo está vigente. Las acciones de los sacerdotes de este miércoles infringen claramente esa decisión, por lo que habría que esperar que la controversia tome un nuevo giro.

Más información thehindu.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

0
0
0
s2smodern