Bandera del orgullo gay

A principios de este mes las autoridades rusas comunicaron al sitio Parni Plus, que provee información sobre VIH a la comunidad LGBTQ, que el sitio debía cerrarse por estar en contravención de la ley que prohíbe la “propaganda homosexual”.

En Rusia no solo el matrimonio entre personas del mismo sexo está prohibido, sino también las marchas del orgullo gay y lo que haga referencia a la homosexualidad como revistas, periódicos y publicaciones electrónicas.

Con fundamento en esta ley, la autoridad rusa que supervisa las tecnologías de la información y comunicaciones, Roskomnadzor, ordenó el cierre del sitio Gay.ru en abril del año pasado y notificó a Parni Plus que también debía dejar de operar. La autoridad ordenó el cierre de este segundo sitio de información con fundamento en una sentencia de la Corte de Distrito de Burlinsky en la que, en relación con el sitio Gay.ru, se concede autoridad a Roskomnadzor para cerrar Parni Plus.

Parni Plus no fue notificado de esa sentencia pese a lo cual Roskomnadzor concedió un plazo de 24 horas para cumplir con el cierre.

Parni Plus, que se traduce como Guys Plus, se fundó en 2008 por el activista LGBTQ Evgeny Pisemsky para prestar apoyo al grupo de hombres afectados por el VIH. Así, Parni Plus surgió cuando pocas publicaciones daban información sobre el virus y en la actualidad es la única publicación que trata el tema respecto de la comunidad homosexual.

“La idea básica es recordar a la gente revisarse y mostrar a las personas que hay vida después (si son VIH positivos)”, declaró el administrador tecnológico del sitio, Tima Timohin.

Rusia vive una actual crisis de VIH, pues se estima que uno de cada diez hombres que tiene relaciones sexuales con otro hombre ha contraído el virus. Así, en 2015 el programa de las Naciones Unidas ONUSIDA colocó a Rusia como el tercer país con una mayor tasa de contagios, solo después de Nigeria y Sudáfrica.

Pese a estas cifras, debido a la ley de propaganda homosexual casi no hay información sobre el VIH a la comunidad LGBTQ, haciendo muy difícil, además, que la gente tenga acceso a servicios médicos, ya sea respecto de medicinas o de consultas médicas.

Por todo lo que ha implicado, la Corte Europea de Derechos Humanos de Rusia concluyó en junio de 2017 que la ley en contra de la propaganda homosexual es violatoria de las disposiciones de la Carta Europea de los Derechos Humanos en materia de discriminación. Pese a esta decisión las autoridades rusas la siguen aplicando y, como en este caso, siguen persiguiendo y cerrando publicaciones y sitios web LGBTQ.

Así, a pesar de que las probabilidades están en contra, Parni Plus planea recurrir la decisión del cierre ante los tribunales, lo que podrá llevar varios meses antes de resolverse el asunto.

“No creo (que ganemos)”, declaró Timohin. “Nadie lo cree. Pero si no hacemos nada, nada va a ocurrir”.

Más información intomore.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net