En Chicago la madre de un adolescente demandó a otros cuatro adolescentes por haber creado en Facebook una cuenta falsa de su hijo, dañando de esta manera su reputación.

Esta mujer está decidida a que estas cuatro personas, todos menores de edad, asuman la responsabilidad de lo que hicieron, pasando el trago amargo de testificar en una corte y de ser encontrados culpables, de pagar los daños a los que se les condene, de contar con antecedentes penales y de verse sujetos a observación en su comportamiento en la red.

La madre alega en la demanda que al crear una cuenta falsa con el nombre de su hijo, le atribuyeron acciones falsas que dañaron su imagen y reputación, como tener relaciones homosexuales o actitudes racistas mediante comentarios que implicaron incluso al actual presidente de los Estados Unidos. Seguramente en el trascurso del juicio se argumentará que debido a lo sensible de la edad de su hijo, la acción de los acusados le ocasionó un daño al desarrollo de su personalidad.

Los menores, tanto los acusados, como el hijo de la demandante, no han sido identificados plenamente ante los medios debido a que al ser menores de edad se debe proteger su identidad.

La creación de estas cuentas falsas obedece al fenómeno de bullying entre los niños y jóvenes y posiblemente esta demanda sirva para que más madres y padres utilicen las vías legales para defender la estima y el honor de sus hijos.

Fuente Chicago Tribune

  

www.miabogadoenlinea.net