En una fiesta posterior a la gala del Museo Metropolitano de Nueva York que ocurrió esta semana, sucedió un incidente que llegó hasta el levantamiento de cargos en contra del actor Kiefer Sutherland.

 

Este incidente ocurrió entre Jack McColluoug, diseñador de modas, víctima de un cabezazo que Sutherland le dio cuando el diseñador tropezó con Brooke Shields y no se disculpó.

 

Sutherland, a través de su abogado, reconoció públicamente que cometió un error y para evitar a los paparazzi frente a su puerta, acudió a la estación de policía donde se le tomaron las huellas digitales y una fotografía por la acusación de mala conducta, un delito de menor cuantía que no implica tiempo en prisión ni la obligación de que el actor permanezca en la ciudad. Es más ha trascendido que está dispuesto a llegar a un acuerdo económico con el agraviado para dar por finalizada la cuestión.

 

Representantes de McCollough han declarado que no molestó a nadie durante la fiesta porque es incapaz de lastimar a una mosca (aunque no de demandar), y que fue víctima de una agresión violenta en donde no medió provocación.

 

Brooke Shields fue cuestionada sobre el particular y dijo que durante esa velada fue apachurrada, pero que no llegó a mayores, sin negar ni ratificar el dicho del actor.

 

En estos tiempos de crisis, demandar es otra manera en que las personas se pueden hacer de dinero.

 

Fuente NY Daily News

miabogadoenlinea.net