Nadya Suleman, la llamada “octomamá” por ser la madre de los primeros octillizos que nacen vivos, fue demandada en el Condado de Orange en California por dos abogados de las celebridades, uno de ellos, Paul Petersen, quien fuera niño actor y que actualmente es activista a favor de los derechos de los niños actores.

 

En la demanda se requiere a la Corte que nombre un guardián para los bebés pues se cree que su madre está utilizando la imagen de sus hijos da manera comercial sin haber considerado sus intereses.

 

Lo anterior en vista de que Suleman permitió que se filmara y transmitiera la llegada a casa de dos de los bebés, además de que se ha permitido tomar video de la habitación de los niños, el cual ha sido transmitido por Internet, en lo que los demandantes consideran  violatorio de las leyes laborales puesto que se trata de videos tomados bajo las cláusulas de contratos en donde media pago.

 

 

No queda claro si este tipo de filmaciones están protegidas por la Primera Enmienda en lo relativo a la libertad de expresión o si en efecto son violatorias de los derechos laborales de los niños que no han expresado, por razones obvias, su consentimiento para ser filmados y que ese video sea transmitido.

 

Con esta demanda también se cuestiona la idea de Suleman de incluir a los bebés en un programa para televisión producido por una empresa europea.

Pero más allá también se pone en tela de juicio otros programas que se han realizado sobre niños, como Jon y Kate + 8, sobre la vida de esta familia y que ha resultado en un exitoso show de televisión.

 

Fuente NY Daily News

www.miabogadoenlinea.net