Desde que Batman apareció por primera vez en la revista Detective Comics No. 27, en mayo de 1939, la historia ha tenido que reciclarse una y otra vez para no perder lectores y así mantenerse vigente hasta nuestros días.

 

Quienes conocen bien la trama de este héroe, y no es mi caso, han seguido sus aventuras a través de varios universos, en uno de los cuales se casa con Gatúbela, en otro se muere, en donde en uno hay un Robin y en otro hay otro. En fin, una trama bastante complicada que DC Comics promete se complicará aún más en la siguiente serie que sale a la venta en Octubre.

 

Esta nueva serie se llamará, según se reveló al New York Post, Batman Inc., y la trama inicia cuando Bruce Wayne, conocido también como Bruno Díaz, regresa de un largo viaje a través del tiempo y encuentra que quien era Robin ha tomado su lugar por lo que ahora en Ciudad Gótica no hay uno, sino dos Batman.

 

Como Bruce Wayne es un alma pura que busca el bien del mundo y no la gloria personal, no le desagrada la idea y junto con el nuevo Batman y su hijo Damien (tampoco sabía que había tenido descendencia), decide franquiciar la marca Batman (así como lo hizo el Vaquero Desnudo) y reclutar a varios agentes por el mundo para salvaguardar al planeta del mal.

 

Sus asesores legales le tendrán que diseñar muy bien el contrato para establecer claramente las características que el aspirante a héroe debe cumplir, como medidas, peso, habilidades, etcétera. Pero también deberá incluir manuales para establecer el diseño del traje y los logotipos permitidos y severas cláusulas que establezcan la prohibición de aplicar justicia con su propia mano y la obligación de salvaguardar el anonimato frente a terceros.

 

Total, que si las aventuras del murciélago encapuchado no resultan de interés para el lector, la trama puede dar un giro y tener como escenario los tribunales de Ciudad Gótica, llevando a juicio a los franquiciatarios que incumplieron contrato y quizá podamos leer la historia de algún vivo que ya no quiso pagar regalías y prefirió hacer su marca personal con todo el know how y llamarse Batihombre, por aquello de la regionalización de la marca.

 

Más información New York Post

 

www.miabogadoenlinea.net