Página de Instagram

 

Instagram, LLC, está pidiendo a un juez federal que deseche la demanda presentada por usuarios en contra  de la función de inserción.

En mayo de este año dos usuarios demandaron a Instagram alegando que su función de insertar contenido de la red social, está diseñada para burlas las disposiciones de derechos de autor en beneficio de su empresa matriz, Facebook, Inc.

"Instagram engañó al público para que creyera que cualquiera era libre de ingresar a Instagram, tomar trabajos protegidos por derechos de autor de cualquier cuenta de Instagram e insertarlos en otro sitio, como un buffet gratuito de fotos simplemente usando la herramienta de incrustación de Instagram", escribe el abogado Solomon Cera en la demanda.

La demanda se presentó en nombre de una clase propuesta que incluye a cualquier usuario de Instagram que, desde el 1 de julio de 2013, haya visto que su contenido subido a la aplicación estaba insertado en otro lugar sin permiso. Están demandando por incitación a la infracción de derechos de autor y por infracción de derechos de autor contributiva.

"Instagram es el beneficiario de millones de fotos y videos protegidos con derechos de autor cargados por sus usuarios", escribe Cera. “El acusado obtiene miles de millones de dólares anualmente por alojar, rastrear, alentar, manejar y hacer que una cantidad significativa de esas fotos y videos, que incluyen cientos de miles o incluso millones de obras registradas con derechos de autor, sean incrustadas y por lo tanto infringidas por terceros utilizando la herramienta de inserción".

Cera argumenta que Instagram también engañó a terceros haciéndoles pensar que no necesitaban una licencia o permiso para insertar las publicaciones, es decir, hasta que un portavoz de Facebook respondió a una consulta de Ars Technica el verano pasado y dijo lo siguiente: “Si bien nuestros términos nos permiten otorgar una sublicencia, no otorgamos una para nuestra API incorporada. Las políticas de nuestra plataforma requieren que terceros [como BuzzFeed o Time o Mashable] tengan los derechos necesarios de los titulares de derechos aplicables. Esto incluye asegurarse de que tengan una licencia para compartir este contenido, si la ley exige una licencia".

Los demandantes también manifiestan su descontento con que Instagram pueda rastrear las inserciones de terceros, pero los usuarios no pueden, lo que los deja incapaces de perseguir fácilmente a los infractores.

Ahora, en su solicitud de desechamiento, el gigante de las redes sociales argumenta que la inserción "no es una infracción directa de los derechos de autor" y, por lo tanto, los fotógrafos no pueden demandarlos por responsabilidad secundaria porque eso requiere que otra persona sea responsable de la infracción directa y la tecnología subyacente y la jurisprudencia establecida muestran que ese no es el caso.

La red social reitera que cualquier persona que crea una cuenta acepta sus Términos de uso, en los que se otorga "una licencia no exclusiva para reproducir y mostrar públicamente el contenido que el usuario carga y publica en su cuenta".

También explica la tecnología de la función de insertar, señalando que la web es un "sistema de archivos global", los archivos HTML son "como una receta" para el sitio web que una persona está consultando y que con la función insertar, se incluye un código que le dice a la página web que traiga elementos de otro servidor.

La compañía apunta a algo llamado "prueba del servidor", que fue establecida por la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos en 2007 en una demanda que involucra a Google y miniaturas de imágenes. Según esa prueba, afirma Instagram, "se puede encontrar que una empresa de Internet infringe directamente los derechos del titular de los derechos de autor solo si aloja y transmite el material protegido por derechos de autor desde sus propios servidores".

Aquí, es Instagram el que aloja y transmite el contenido, no los terceros que lo integran.

"Debido a que la incrustación no es una infracción directa de los derechos de autor como cuestión de ley, los reclamos por responsabilidad secundaria de los demandantes contra Instagram deben negarse", escribe el abogado Joseph C. Gratz en la moción. “Dejar enmendar sería inútil porque la identidad del servidor que transmite las obras protegidas por derechos de autor al usuario es indiscutible. Ambas partes acuerdan que el contenido incrustado se transmite desde los servidores de Instagram, no desde los servidores de terceros, al navegador del usuario. ... Por lo tanto, no hay un conjunto de hechos que los Demandantes puedan alegar, sin contradecirse a sí mismos, que cambiaría la aplicabilidad de la prueba del servidor del Noveno Circuito".

Una audiencia está programada para el 20 de agosto.

Más información hollywoodreporter.com/e/thr-esq/

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net