Museo

 

Presentan demanda a museos franceses para que restituyan obras vendidas bajo coacción durante la ocupación nazi

En Francia, los herederos de un abogado y coleccionista de arte judío que durante la ocupación nazi fue despojado de sus propiedades, están pidiendo a museos como el Louvre y el d’Orsay la restitución de varias obras que, argumentan, fueron vendidas bajo coacción.

La colección de obras pertenecía al abogado francés Armand Dorville que salió de París en 1940 con la ocupación nazi para tomar refugio en su casa en el sur de Francia en Cubajc. En 1941 falleció y su colección de pinturas, dibujos, muebles, esculturas, libros y manuscritos fueron puestos a subasta en el Hotel Savoy de Niza. La venta, que ocurrió del 24 al 27 de junio de 1942, incluía obras de artistas como Delacroix, Rodin, Carpeaux, Renoir, Manet, Degas, Bonnard, Vuillard, Signac y Caillebotte.

La policía francesa fue alertada a último momento de que el propietario de estos bienes era judío y por tal motivo se nombró albacea a alguien del régimen nazi que decomisó el dinero de la venta e instruyó la venta de otras propiedades del abogado Dorville como su casa en Cubajc y su departamento en París.

En 1942 la venta de los bienes del abogado quedó suspendida porque la ley francesa de 1941 exentaba del decomiso los bienes de quienes hubieran ganado una medalla por haber participado en la guerra. Tanto el abogado Dorville como muchos de sus parientes estaban incluidos en este supuesto por haber servido durante la Primera Guerra Mundial. La reclamación de este dinero, sin embargo, solo se permitió a los herederos sobrevivientes hasta 1947.

Los familiares inmediatos del abogado Dorville, que eran su hermana, hija y nietas, no sobrevivieron porque en 1944 fueron trasladadas a un campo de concentración. Para los herederos, esta actuación del estado es indicativo de que “fue una venta forzada porque los Dorville no pudieron disponer libremente de sus propiedades debido a las leyes de persecución racial.”

La autoridad francesa de restitución de arte robado está en desacuerdo con los herederos de que se haya tratado de una venta forzada, pero como signo de buena voluntad ha accedido regresar a la familia 12 obras que fueron adquiridas en la subasta de Niza por el Museo del Louvre. Hay, sin embargo, otras nueve obras sobre las que no han querido negociar, razón por la cual la familia ha decidido proceder legalmente.

En representación de los herederos actúa la abogada Corinne Hershkovitch quien no solo ha demandado al Louvre sino también al Musée d’Orsay, al Ministerio de Cultura de Francia y a cuatro museos regionales para pedir la devolución en total de 21 obras de arte que pertenecían a Armand Dorville.

Desde 1995 la abogada Hershkovitch ha intervenido en muchos casos de restitución de bienes judíos saqueados durante la Segunda Guerra Mundial y, según The Art Newspaper, esta es la tercera vez que demanda a museos franceses para la restitución de obras. En las dos ocasiones anteriores logró que se ordenara tal restitución.

Como dato adicional, algunas de las obras que pertenecieron al abogado Dorville fueron localizadas en la colección de Cornelius Gurlitt en Alemania, país que las restituyó en su totalidad a la familia. Cornelius Gurlitt es el hombre que logró mantener oculta la colección de más de 1,400 obras en sus departamentos de Múnich, Alemania, y Salzburgo, Austria, hasta que las autoridades fiscales las encontraron en 2012. Al morir, las obras que no fueron restituidas a sus propietarios originales, fueron donadas al Kunstmuseum de Berna, Suiza.

Más información theartnewspaper.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net