Tacos de fútbol

 

Con una condena por homicidio culposo y un jurado que no llegó a un veredicto, terminó el proceso a dos policías por el homicidio de Dalian Atkinson

La semana pasada se resolvió en un tribunal en Birmingham, Inglaterra, el caso de homicidio del exfutbolista Dalian Atkinson en el que se acusó a dos policías. Mientras uno de los acusados terminó siendo encontrado culpable del delito, respecto de la otra no se alcanzó veredicto y el jurado quedó disuelto.

Dalian Atkinson fue un futbolista inglés que jugó como delantero en varios clubes ingleses de fútbol de primera división como Aston Villa y Manchester City, y en clubes internacionales como el español Real Sociedad. Terminó su carrera profesional en 2001 y regresó a vivir a Telford en el condado de Shropshire, limítrofe al oeste con Gales.

El 15 de agosto de 2016 se recibió una llamada de emergencia en la que se pedía asistencia de la policía porque Atkinson, en aparente estado de demencia, atacó a su padre. Atendiendo el llamado llegaron dos policías, uno de los que usó una pistola eléctrica o teaser para controlar a Atkinson, causándole daño al corazón. Mientras era trasladado al hospital sufrió un infarto y pocas horas después fue declarado muerto. Al momento de su muerte, Dalian Atkinson, de 48 años, padecía del corazón y de los riñones.

La muerte del futbolista fue investigada minuciosamente por la oficina encargada de vigilar la conducta de la policía, Independent Office for Police Conduct (IOPC), la que concluyó su investigación en octubre de 2018 y refirió sus conclusiones a la fiscalía. Así, en noviembre de 2019, los dos oficiales de la policía fueron presentados en la Corte de Magistrados de Birmingham. El oficial Benjamín Monk fue imputado por homicidio y homicidio culposo y la oficial Mary Ellen Bettley-Smith por agresión y lesiones.

El proceso en contra de los dos oficiales duró seis semanas y se expuso que el oficial Monk había disparado su pistola eléctrica tres veces al futbolista, la segunda vez durante 33 segundos. Una vez que Dalian Atkinson estaba en el piso, la oficial Bettley-Smith lo golpeó con la porra. Ambos oficiales negaron haber usado en exceso la fuerza y dijeron que fue en proporción al riesgo que Dalian Atkinson representaba para su seguridad y para la de los demás, pero la fiscalía sostuvo durante todo el proceso que habían exagerado el peligro que el futbolista representaba.

El jurado deliberó 18 horas con 48 minutos para llegar a un veredicto unánime que absolvió al oficial Monk, de 43 años, de homicidio, pero lo encontraron culpable de homicidio culposo. De momento se desconoce la pena, pero el juez advirtió que inevitablemente sería una condena de prisión. Se cree que es el primer oficial de policía desde 1986 que Inglaterra y Gales es encontrado judicialmente responsable de homicidio culposo de persona bajo su custodia o por contacto con la policía.

Respecto de la oficial Mary Ellen Bettley-Smith, después de más de 21 horas de deliberación, el jurado notificó al juez que no habían llegado a un veredicto y que no podrían hacerlo aun si se les concedía más tiempo. Cuando esta situación se presenta, el juez ordena la disolución del jurado y el juicio concluye, aunque sin veredicto, y el acusado no es absuelto ni condenado. Corresponde al Servicio de Fiscalía de la Corona determinar si habrá un nuevo juicio, dependiendo de las opiniones de la víctima, de sus familiares o las partes interesadas.

Así, ante la falta de veredicto, la oficial Bettley-Smith queda en libertad, aunque la fiscalía podría volver a presentar el caso.

De momento el juez concedió fianza al oficial Monk quien esperará en libertad hasta la audiencia en la que se establezca la condena.

Más información theguardian.com /lawtonslaw.co.uk

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net