Uniforme de policía

 

Este jueves, la fiscalía inglesa presentó cargos en contra de dos oficiales de policía, acusado uno de ellos de ocasionar la muerte del futbolista retirado Dalian Atkinson, y al segundo de agresión y lesiones.

Dalian Atkinson fue un futbolista inglés que jugó como delantero en varios clubes ingleses de fútbol de primera división como Aston Villa y Manchester City, y en clubes internacionales como el español Real Sociedad. Terminó su carrera profesional en 2001 y regresó a vivir a Telford en el condado de Shropshire, limítrofe con Gales al oeste.

Al momento de su muerte, Dalian Atkinson, de 48 años, padecía del corazón y de los riñones. El 15 de agosto de 2016 se recibió una llamada de emergencia en la que se pedía asistencia de la policía porque Atkinson, en aparente estado de demencia, atacó a su padre.

Uno de los oficiales encargados de la situación usó una pistola eléctrica o teaser en contra de Atkinson, causándole daño al corazón. Mientras era trasladado al hospital sufrió un infarto y pocas horas después fue declarado muerto.

Tres años después de ocurridos los hechos, los oficiales de la policía fueron presentados esta semana ante la Corte de Magistrados de Birmingham por los Servicios de Fiscalía de la Corona, Crown Prosecution services, CPS, acusados de los delitos mencionados.

Los oficiales no han sido nombrados porque la fiscalía adelantó que su defensa podría requerir que se mantenga el anonimato para concederles la oportunidad de un debido proceso. Por este motivo han sido identificados como Officer A y Officer B.

Officer A fue presentado por homicidio y por homicidio involuntario por la realización de actos ilegales. Tras la presentación de cargos permaneció en custodia.

El segundo oficial, Officer B, una mujer, se declaró no culpable al cargo de agresión y lesiones y quedó en libertad tras la presentación de la fianza fijada.

La muerte del futbolista fue investigada minuciosamente por la oficina encargada de vigilar la conducta de la policía, Independent Office for Police Conduct (IOPC), la que concluyó su investigación en octubre de 2018 y refirió sus conclusiones a la fiscalía.

Sobre la situación, el jefe de la policía de Mercia del Oeste, Anthony Bangham, declaró que no sería apropiado comentar sobre las circunstancias de la muerte de Dalian Atkinson, pero añadió que se asegurará que los oficiales imputados “tengan el apoyo apropiado durante el próximo proceso de justicia penal”.

La actuación de un tercer oficial de la policía fue investigada por la IOPC, organismo que agradeció “la paciencia” mostrada durante la investigación, pero la fiscalía decidió no proceder penalmente en su caso.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net