Logo de Netflix

 

Netflix es coacusado en una demanda relacionada con la seguridad sanitaria en el show Stranger Things: The Drive Into Experience

Durante los primeros días de la pandemia, la posibilidad de que los trabajadores demandaran a las empresas por no protegerlos del virus era tan grande que muchas corporaciones presionaron para obtener protección contra las demandas por negligencia. Ha habido pocas demandas laborales relacionadas con este tema en Estados Unidos, y no se había presentado en Hollywood, hasta ahora.

El 15 de enero, Timothy Hearl se convirtió en el primer actor en demandar en la industria del entretenimiento por las condiciones laborales ante  COVID-19.

Hearl fue contratado para interpretar a un Demogorgon, un monstruo del reino Upside Down de la serie antes de ser reasignado para interpretar a un personaje que usa un traje de materiales peligrosos en el espectáculo The Stranger Things: The Drive Into Experience, una producción de Netflix Secret Cinema y Empyrean Production Services.

Ese autocine permite a los fanáticos de la serie de Netflix navegar en sus vehículos a través de un estacionamiento con el estilo de la ciudad ficticia de Hawkins, Indiana, en 1985, donde los artistas recrean escenas de la tercera temporada del programa. El espectáculo, ubicado en el centro de Los Ángeles y diseñado para la era COVID-19, abrió en octubre y cierra en marzo.

Según la demanda, Hearl expresó su preocupación por el riesgo de exposición al COVID-19 durante los ensayos, realizados en interiores. Insatisfecho con la respuesta, presentó una queja ante la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional de California (OSHA, por sus siglas en inglés).

Hearl dice que él y otros actores se quejaron de sentirse enfermos por una posible intoxicación por monóxido de carbono debido al escape de los automóviles. Agrega que algunos actores tenían dificultad para respirar. Se dice que los representantes de OSHA realizaron una inspección del sitio.

Con el tiempo, dice Hearl, fue despedido. Ahora afirma que su despido va en contra de los disposiciones de California que protegen a los empleados de represalias después de denunciar violaciones legales a las autoridades.

Una fuente de la producción dice que no ha habido ningún caso positivo de COVID entre los artistas. Los productores también han monitoreado la calidad del aire y han incorporado extractores de aire. Netflix, que se negó a comentar, proporcionó una declaración de un representante de Empyrean: “La seguridad de los fanáticos y de los miembros de nuestro equipo ha seguido siendo la máxima prioridad desde el inicio de Stranger Things Drive Into Experience . Existen medidas sólidas para proteger la salud y el bienestar de todos en el sitio, y estamos orgullosos de que estos protocolos hayan dado como resultado un excelente historial de seguridad".

Una razón por la que la industria del entretenimiento no ha sido testigo de demandas de trabajadores en el frente de COVID-19 hasta este momento es porque sus sindicatos han estado involucrados en la emisión de pautas sobre seguridad en el set y en la recomendación de pausas de producción, pero la demanda de Hearl demuestra la posibilidad de un litigio si los productores no cumplen con los estándares.

Una de las primeras órdenes ejecutivas de Biden fue a OSHA para que brindara orientación en el lugar de trabajo. El 29 de enero la agencia describió los programas de prevención de COVID-19 que incluyen cómo realizar una evaluación de peligros, cómo aislar a los trabajadores potencialmente infectados y los usos de PPE (equipos de protección especial) y ventilación.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq/

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net