Petter Northug en una competencia

 

El retirado campeón noruego de esquí, Petter Northug, fue detenido por la policía la semana pasada por conducir a exceso de velocidad. Ahora, además de los cargos de infracciones de tráfico, enfrenta una imputación por posesión de drogas, un delito que lo puede llevar a prisión.

En 2014 Northug fue procesado por haber impactado el vehículo de un patrocinador contra una valla de seguridad, dejando a un pasajero lesionado, y haber huido de la escena. Cuando el accidente ocurrió estaba bajo los efectos del alcohol. En ese año todavía era atleta profesional y quizá por esta situación y otras que el juez tomó en consideración, se le impuso como sentencia un breve periodo de libertad condicionada mediante el uso de un dispositivo electrónico en el tobillo. También le fue suspendida la licencia de conducir por cinco años.

En 2018, después de haber ganado varias competencias internacionales de esquí de fondo, un deporte muy popular en Noruega, Northug, de 34 años, se retiró y fundó una empresa de lentes y ha trabajado como comentarista deportivo para la televisión. Sin embargo, según admitió en conferencia de prensa transmitida a nivel nacional el viernes de la semana pasada, empezó a llevar una vida “sin estructura” en el día a día, lo que lo llevó a consumir más alcohol y empezar con las drogas, probablemente “tratando de buscar una nueva emoción.” Aseguró que probó drogas por primera vez en 2019 y que durante su carrera profesional, nunca “las tocó”.

Las autoridades lo detuvieron conduciendo su costoso Jaguar a 168 kilómetros por hora en una zona de velocidad máxima de 110 cerca de Oslo. Testigos dijeron haberlo visto una semana antes conduciendo también a exceso de velocidad por la misma autopista que lleva a un centro de esquí. Petter Northug admitió que esa no era la primera vez que manejaba a exceso de velocidad y que también lo hizo el año pasado después de haber recuperado su licencia de manejar.

Aunque Northug no iba bajo los efectos de ningún narcótico cuando fue detenido, su casa fue cateada por la policía. Durante el operativo se encontraron 10 gramos de cocaína y 40,000 coronas noruegas en efectivo, unos 4,500 dólares estadunidenses. A pregunta expresa sobre el dinero, cuando “casi nadie” en Noruega usa dinero en efectivo, dijo que era de unas vacaciones en España. Sin embargo ahora la policía está investigando si el dinero no se relaciona de alguna manera con el tráfico de drogas.

“De muchas formas estoy aliviado de que la policía me haya detenido el jueves y haya encontrado lo que encontró en mi casa”, declaró durante su conferencia televisada. “Fue una verdadera llamada de atención para mí. Lo siento, fue idiota, no he sido mentor ni ídolo para nadie desde que me retiré.”

Durante esa conferencia dijo que se retira de todas sus obligaciones presentes y que buscará rehabilitarse, aunque dijo no saber exactamente el tipo de terapia que tomará. Está muy consciente, además, de que existen un proceso penal pendiente y que esta vez sí puede implicar una pena de prisión. Pero al ser un ídolo en su país, tuvo que tratar de limpiar su imagen con una disculpa pública, similar a la que ofreció en 2014 tras el accidente y que no lo llevó a rehabilitarse, lo que ha generado dudas de si esta vez es honesto en su arrepentimiento y en sus intenciones. Solo con el tiempo sabremos.

Más información newsinenglish.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen marca.com