Poster de Los Simpson

 

En la demanda interpuesta por Alf Clausen, ex compositor de la música de Los Simpson (The Simpsons) en contra de Fox por supuestamente haberlo despedido en razón de su edad, la compañía afirma en nuevos documentos presentados a la Corte que descubrió que Clausen estaba haciendo que su hijo y otros crearan música para la comedia animada.

Hace tres años se anunció la salida del programa de Clausen, que había sido el compositor de la comedia animada durante 27 años y de ganar casi dos docenas de nominaciones al Emmy por su trabajo. Luego, en agosto del año pasado, Clausen, de 79 años, inició una demanda contra Disney y sus divisiones de Fox afirmando que su despido se debió a discriminación por edad.

Según la demanda que Clausen enmendó a principios de este mes, no solo fue despedido debido a su avanzada edad, sino también debido a una discapacidad. El compositor reveló que le han diagnosticado la enfermedad de Parkinson. En la demanda, Clausen también ataca a Hans Zimmer, cuya compañía lo reemplazó en el programa, por crear música para Los Simpson "inferior en calidad, profundidad, alcance y sonido, pero estilísticamente similar en sustancia".

Pero nuevos documentos presentados al tribunal, los ejecutivos de Fox y Los Simpson  cuentan una historia diferente para explicar la expulsión de Clausen. Según su versión, la historia comienza en 2011 cuando los productores implementaron reducciones salariales para el personal del programa y los actores de voz. En ese momento, la serie consideró reemplazar la gran orquesta en vivo de Clausen con sintetizadores y música generada por computadora. Pero Clausen mantuvo su trabajo, 12,000 dólares por episodio más regalías, según un contrato que se presentó al tribunal.

Luego vino un episodio de Los Simpson titulado "The Great Phatsby", una parodia de hip-hop de la famosa novela The Great Gatsby de F. Scott Fitzgerald. Alrededor de noviembre de 2016, el trabajo había comenzado para este episodio. Jim Beanz, uno de los productores detrás de Fox's Empire, fue contratado como estrella invitada y compositor para el episodio, pero Clausen todavía hizo gran parte del trabajo. O eso pensaban todos. Y al productor de Los Simpson , James L. Brooks, no le gustaba lo que estaba escuchando.

En una declaración, el  productor de Los Simpson, Richard Sakai, presidente de Brooks' Gracie Films, afirma: "Brooks cuestionó si Clausen era la persona adecuada para preparar música rap y cuestionó su trabajo en general".

"Alrededor de ese momento, supe que Clausen había delegado parte del trabajo de componer música para Los Simpson a otros, incluido su hijo Scott Clausen", agrega Sakai. "Consideré que su delegación no autorizada era inaceptable. Llamé a Al Jean, el productor principal de la serie y le dije que Clausen había estado delegando su trabajo de composición; y me dijo que también estaba sorprendido y perturbado".

Esto supuestamente llevó a más reuniones entre Brooks, Sakai, Jean y otro de los productores de Los Simpson, Matt Selman, donde discutieron cómo Clausen estaba haciendo que otros realizarán su trabajo. "Decidimos que podríamos mejorar la música en el programa al reemplazarlo", afirma Sakai.

Pero además, para librarse de la demanda Fox está utilizando la legislación anti SLAPP. Una demanda estratégica contra la participación pública (Strategic Lawsuit Against Public Participation SLAPP) es una demanda que pretende  censurar, intimidar y silenciar a alguien, al hacerles enfrentar altos costo de una defensa legal para que abandone su posición crítica o de oposición. Tales demandas se han hecho ilegales en muchas jurisdicciones debido a que impiden la libertad de expresión, y también se han convertido en una defensa común, con los mismos fines, hacer que una persona desista de su reclamo por los altos costos de defensa legal.

“Los acusados han presentado evidencia de que la decisión de no usar a Clausen como compositor en futuros episodios de Los Simpson tuvo motivaciones relacionadas con la libertad de expresión", dijo el abogado que representa a los acusados, como es mejorar la música del programa.

También argumenta que es poco probable que Clausen prevalezca en su queja porque era un contratista independiente y no un empleado que puede demandar por discriminación, aunado a que Clausen no puede probar que fue reemplazado en Los Simpson con ese pretexto dado que los productores han ofrecido razones legítimas para su decisión.

"Además de la considerable evidencia que respalda las razones creativas legítimas de la decisión, las afirmaciones de Clausen se ven socavadas por varios hechos: tenía 48 años cuando se contrató por primera vez como compositor y continuó trabajando hasta los 50, 60 y 70 años; Clausen admite que su discapacidad no estaba afectando su trabajo y que no necesitaba adaptaciones especiales; y no identifica ningún comentario que muestre un ánimo basado en su edad, discapacidad o cualquier actividad protegida".

El proceso continúa.

Más información

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net