El ministro de asuntos interiores de Malasia, Ahmad Zahid Hamidi, informó que el pasado 4 de marzo el sultanato de Brunéi finalmente concedió autorización para el libre transporte de reos y custodios por su territorio entre las ciudades malayas de Sarawak y Sabah. Se trata de un permiso que fue solicitado en 1963.

Debido a la geografía de Brunéi, cuyo territorio consta de dos porciones, el territorio de Malasia queda separado y de ahí la necesidad de solicitar permiso al sultanato para realizar el traslado de prisioneros.

Previo a la emisión de este permiso, cada vez que se necesitaba hacer el traslado entre las ciudades de Sarawak y Sabah se debía solicitar permiso individual indicando el número de reos y de custodios que pasarían por su territorio.

El permiso que se ha otorgado es ilimitado pues no dispone ni un número máximo de viajes por año ni de prisioneros a ser trasladados, aunque el ministro de asuntos interiores aseguró que no serían más de 10 viajes al año. Tampoco limita el número de los custodios.

“El permiso es un gran alivio para nosotros porque reducirá significativamente el periodo de tiempo que los prisioneros están fuera de una celda”, declaró el ministro Ahmad Zahid, quien aclaró que bajo el amparo del nuevo permiso el Departamento de Correccionales ha efectuado dos viajes

Cincuenta y dos años después y probablemente miles de permiso individuales solicitados, el anhelado permiso que facilitará la logística y seguridad en el traslado de presos, llegó. Bien dicen que más vale tarde que nunca.

Más información Thestar.com.my

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net