Es bien conocido que las diferencias políticas pueden tornarse en acaloradas disputas que muchas veces terminan al dar la razón no a quien necesariamente la tiene, sino a aquel que pegue más duro o que, siguiendo la ley del viejo Oeste, saque primero la pistola.

 

En Rusia, sin embargo, la intolerancia respecto de las ideas del otro fue llevada a un nuevo nivel, al de la filosofía, en un evento que mostró que la reflexión de ideas y la excesiva ingesta cerveza nunca es una buena idea.

 

El acalorado debate, que terminó con un balazo, pretendía demostrar entre dos hombres de 26 y 28 años, quien conocía y dominaba mejor la filosofía kantiana y por tanto, era mejor “fan” del filósofo de Königsberg, Emanuel Kant.

 

La discusión, sin embargo, clausuró la razón y dio paso a las bajas pasiones que llevó de los gritos a los puñetazos y de ahí al balazo que mandó a uno de los “filósofos” al hospital y al otro a la estación de policía donde esta acusado del delito de intento de ocasionar un serio daño a otro y que podría significarle hasta 15 años de prisión, tiempo suficiente para releer la Crítica a la Razón Pura y probablemente terminar de entender la filosofía de Kant.

 

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Rostov del Don, Rusia, y felizmente para el lesionado las balas eran de goma por lo que las autoridades han anunciado que se recuperará favorablemente de la lesión, aunque probablemente quede sin ganas de volver a engancharse en una discusión filosófica.

 

 

Más información LA Times

 

www.miabogadoenlinea.net