A una mujer brasileña se le negó hoy por segunda vez en este año, su introducción a la Gran Bretaña por considerar que está relacionada con la industria del sexo.

 

¿Cómo lo dedujeron las autoridades? Porque en su maleta solo llevaba camisetas, un vestido y mucha ropa interior y al preguntarle el motivo de visita a Newcastle, por donde pretendía ingresar, solo respondió que visitar el centro de la ciudad.

 

Como mencioné no es la primera vez que intenta “visitar” Gran Bretaña. En enero pasado fue rechazada por llevar la maleta con artículos sexuales y datos de agencias de acompañantes.

 

En su caso quizá el exceso de sexo, o de pensamientos relacionados con él, le acabaron unas cuantas neuronas que le impidieron llevar otro tipo de ropa en la maleta.

 

Fuente BBC News 
www.miabogadoenlinea.net