Hoy es Día de Acción de Gracias en los Estados Unidos y mañana será el Black Friday, una fecha en que las tiendas de autoservicio y departamentales suelen ofrecer grandes descuentos en su mercancía.

 

Thanksgiving, por su nombre en inglés, es una celebración que suele reunir a las familias, pero que a juicio de algunos desde hace algunos años se ha tergiversado su espíritu por el ímpetu mercantilista de la sociedad.

 

Grandes tiendas como Sears, Target, Toys “R” Us, o Walmart, no solo ofrecen grandes descuentos el viernes, sino que han adelantado sus ofertas y abrirán sus tiendas este día desde las 8:00 a las 10:00 p.m.

 

Este horario de descuentos se vivirá en todos los rincones de los Estados salvo en Maine, Massachusetts y Rhode Island, conocida la región como Nueva Inglaterra, en donde se han reimplantado leyes coloniales conocidas como las “leyes azules”.

 

Estas leyes fueron creadas para que los primeros pobladores observaran una conducta respetuosa los domingos por lo que leyes han prohibido el comercio en ciertos días, espectáculos públicos y la venta de alcohol entre otras cosas.

 

Durante años, las leyes azules fueron guardadas en el cajón del olvido, pero frente a las manifestaciones de muchos pobladores se han reimplantado y gracias a ellas ninguna tienda podrá abrir este jueves y los autoservicios como Walmart tendrán que esperar hasta pasada la media noche para poder abrir sus puertas.

 

Se trata de una medida que ha sido loada por habitantes de la región y por los trabajadores de las tiendas quienes han reclamado que las horas en las que abren las tiendas y el cúmulo de trabajo les impide celebrar adecuadamente con sus familias. Pero también han sido criticadas por los comerciantes que ven pérdidas en este cierre forzoso, particularmente cuando en estados cercanos como New Hampshire las tiendas estarán abiertas todo el día de hoy.

 

Y hay otros que dicen que se trata de leyes anacrónicas particularmente cuando tenemos el poder de comprar en línea las veinticuatro horas del día todos los días del año. Y es que frente a una buena rebaja ni el espíritu festivo parece ser suficiente para mantener a los hijos del consumismo lejos de las tiendas.

 

 

Más información The New York Times

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Pin It